Tres mitos sobre el ayuno

 

El ayuno ocurre cuando limitamos la ingesta de alimentos durante un periodo de tiempo determinado. Existen varios tipos de ayuno, y se pueden realizar en diferentes puntos de nuestro día. Pero ¿existen hábitos concretos que deberían acompañar esta práctica? Lara Garcelán, dietista y nutricionista del centro médico Mapfre, nos explica algunos detalles.

 

Mito 1: Síndrome de la realimentación

Una de las cuestiones más frecuentes apunta a los alimentos que se deberían consumir después de un largo periodo de ayuno. Garcelán explica que esta suele ser una consulta recurrente, pues existe la creencia de que la reposición de la mucosa intestinal se ve afectada tras el ayuno: se piensa que las bacterias -durante el periodo de restricción alimenticia- se han ido alimentado del propio mucoso intestinal y sería necesario reponer esta barrera.

La especialista dice que esta acción del cuerpo se conoce como síndrome de la realimentación, y se da especialmente en pacientes oncológicos que han estado mucho tiempo sin comer (o con una alimentación limitada) o en personas con trastornos de conducta alimenticia. En estos casos, es importante reponer el organismo volviendo a comer poco a poco. Sin embargo, Garcelán asegura que los periodos de ayuno no son tan largos como para que esto ocurra y sea necesario plantearnos qué y cuánto comer.

 

Mito 2: Menú libre

Lo básico y lo más importante es que lo primero que introduzcas en tu cuerpo sea algo saludable”, asegura Garcelán. En cuanto a cantidades, la experta recomienda consumir lo que el cuerpo y la situación biológica exija, comiendo siempre de forma variada y equilibrada.

Hay personas que comparten la falsa creencia de que, al realizar largos periodos de ayuno, el cuerpo está listo para soportar todo tipo de alimentos, y esto es falso. Se hace la restricción alimenticia como parte del estilo de vida saludable, no para relajarse con las comidas. Es decir, por mucho que realices un periodo de 16 horas de ayuno, esto no quiere decir que te merezcas un menú XL de comida rápida.

 

Mito 3: Ejercicio en ayunas

Las personas tienen que aprender a escuchar su propio cuerpo para aprovecharlo al máximo, acostumbrarlo y saber lo que le pide. Por ejemplo, si una persona sabe que come y tu productividad cae en picado, quizás pueda empezar a plantearse empezar a comer más tarde, después de realizar tus tareas diarias, aclara Garcelán.

Evidentemente hay determinados hábitos que siempre deben acompañar al ayuno, asegura la nutricionista. Estos son: buen descanso, ejercicio físico, alimentación saludable y regulación de los niveles de estrés. Y, “como una de estas patas cojee, es muy probable que una de las demás también empiece a cojear”.

En cuanto al ejercicio físico, la nutricionista apunta que “se puede realizar tanto en ayunas como no. Cuando tengas tiempo, cuando mejor te sientas”. Esto se debe a que, a nivel fisiológico, el cuerpo tiene reservas y energías suficientes como para hacerle frente a la actividad física.

“Se puede hacer ejercicio aeróbico, cardiovascular o anaeróbico”, añade la dietista. No obstante, Garcelán nos cuenta como existen varios estudios que relacionan el ayuno con ejercicios anaeróbicos (o de musculación), ya que se han observado muchos beneficios al juntar estas dos pautas. La experta recomienda este tipo de actividad sobre todo a las mujeres, que muchas veces por miedo a crecer demasiado a nivel muscular, prefieren optar por otro tipo de ejercicios.

Sin embargo, de nuevo recalca cómo hay que tener en cuenta el tipo de persona que seas. Es decir, hay personas que se levantan por la mañana y lo primero que hacen es realizar su rutina de ejercicios. En cambio, hay otras que les resulta imposible hacer esto, y tienen que esperar unas horas tras levantarse para ser capaz de rendir y de sacar energías.

Etiquetas
ayuno, nutrición, ejercicio

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.