Cómo la Programación Neurolingüística ayudó a un medallista olímpico

Por Adriana Rojas y Mariángela Velásquez

 

Daniel Dhers ha tenido que pedalear mucho para llegar a la cima. El subcampeón olímpico de ciclismo BMX Freestyle, que hoy es inspiración de miles de jóvenes en el mundo, confiesa que detrás de cada espectacular pirueta no solo hay una buena preparación física sino un intenso trabajo para mantener el equilibrio emocional.

Basta con dar un paseo por su cuenta de Instagram para empaparnos de su optimismo contagioso. Lo vemos entrenando, mostrando su habilidad mental al armar un cubo de Rubik, lo escuchamos conversando con naturalidad y aplomo sobre temas sensibles, pero sobre todo lo vemos sonriendo y compartiendo en sus exhibiciones y recorridos con las comunidades.

Y no se trata de una falsa imagen de un hombre exitoso y feliz. La vida de Dhers es sólo trabajo duro. Lo interesante es que no lo asume desde la obligación o el castigo sino desde el disfrute. Y allí marca la diferencia.

Así lo comentó a un grupo de periodistas este otoño en Madrid, en una de sus decenas de compromisos deportivos. El venezolano de 36 años llegó sudando al lugar del encuentro en Matadero, un complejo cultural y recreativo de la capital española. Acababa de terminar las eliminatorias de un torneo local y aprovechó unos minutos para hablar de su reciente proeza olímpica y de sus proyectos futuros. Y al terminar la conversación, que se prolongó más de una hora, devoró a mordiscos un bocadillo a media tarde para continuar con una entrevista televisiva.

Esa es sólo una muestra de la frenética vida de una de las leyendas del ciclismo BMX Freestyle. Porque además de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio, Dhers también ha ganado el oro en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, es dos veces campeón del torneo Dew Action Sports Tour y se ha sido el líder en cinco campeonatos de los célebres X Games.

 

¿Pero cómo lo hace?

Una de las herramientas que utiliza Dhers para maximizar su potencial en el competitivo mundo del deporte extremo es la Programación Neurolingüística (PNL)

“Soy muy curioso y trato de aprender absolutamente de todo. Dentro de mi deporte he ido un poco más allá, porque necesito saber cómo funciona el cuerpo”, afirma el rider caraqueño. “No solo es montar bicicleta y practicar. Competir es muy complejo, son muchas piezas moviéndose, hay muchas emociones y distracciones y necesitas controlarlas. Siento que esa herramienta me ha dado mucha destreza alrededor de mi carrera”.

Para un deportista de su talla, que pasa gran parte de su vida viajando por el mundo, la comunicación es imprescindible, y asegura que la PNL le ha ayudado a impactar de forma positiva en las personas.

“Esa es la manera como yo puedo repercutir más”, comenta sin perder el acento ni los modismos de su Caracas natal, a pesar de haber pasado la mitad de su vida en el extranjero, pues se mudó a Argentina a los 16 años y a los 18 a Estados Unidos.

Pero hubo un suceso que representó un punto de quiebre y lo impulsó a optimizar su capacidad de comunicación. Dhers relata que luego de ser declarado campeón de uno de los X Games, una cadena de televisión estadounidense prefirió entrevistar al chico que había quedado como subcampeón.

Luego la productora del programa le explicó que su capacidad de expresarse en inglés no era lo suficientemente buena para ser presentado a un público masivo. “Eso se quedó conmigo”, recuerda Dhers. Ese impacto lo animó a prepararse de manera autodidacta y a usar la técnica del modelado, uno de los pilares de la PNL.

“Me puse a investigar a los referentes en mi deporte, cómo ellos se expresaban, cómo hablaban. En los mismos libros, aprendí cómo usar el lenguaje corporal, las palabras, el tono de voz”, y esto le sirvió para reprogramar sus conductas.

El atleta se permitió el tiempo necesario para estudiar sobre PNL para mostrarse como lo hace ahora.

Todo ese aprendizaje, aunado a su carisma y esa chispa de humor muy particular que tiene al hablar ha hecho que Dhers conecte fácilmente con fanáticos en todas partes del mundo, particularmente en Venezuela, donde se ha fijado el objetivo enviar con un claro mensaje: invitar a ser mejores ciudadanos a través del deporte.

 

Salud mental como prioridad

Como todo atleta de alto rendimiento, Dhers se ha enfrentado a tensiones, presiones y toda la carga que implica representar a su país, por eso es consciente de la importancia de saber gestionar las emociones. Relató que al ganar su primera copa en octubre de 2006 tardó dos meses en asimilar sus logros.

"Vi la copa y fue como que ‘berro chamo gané la copa del Dew Tour’. Fui tratando de quedar en los diez primeros y soy el campeón del mundo. Con mi mamá, cuando tuve ese momento muy personal, muy privado, fue cuando mi cerebro asimiló todo eso, y me pregunté, ganaste lo que más querías ganar, ¿y ahora qué haces?”.

Muchos años más tarde aprendió lo que era el acompañamiento terapéutico mientras se trataba un dolor de espalda en un centro de alto rendimiento de Red Bull, en Austria. Allí conoció a un psicólogo con el que empatizó. “Yo nunca hablo con psicólogos, pero el tipo me cayó bien, nos pusimos a echar cuentos”.

Y luego de las olimpíadas, solicitó otra reunión con el experto en salud mental porque “necesitaba perspectiva” ante la avalancha de experiencias a las que se ha tenido que enfrentar.

"Él me dio un plan para poder organizarme mejor. Yo como que descuidé mis mañanas, que es cuando entreno o descanso mejor. Noté que necesito tiempo para mí, para poder reflexionar, para pensar en nuevas ideas. Al final del día no son solo los juegos”, resalta.

El ciclista reflexiona que “no solo en Venezuela sino en casi en todo el mundo, al atleta no le enseñan eso que necesita ser, más allá de bueno en su deporte. Necesitas entender por qué comes determinado alimento, o si me das un ejercicio, necesito saber por qué tú crees que va a ser beneficioso”.

También cree que hay que aprender a confiar en los instintos y a manejar lo que está aflorando desde el subconsciente.

A pesar de lo exigente de su disciplina y del trabajo mental que debe reforzar constantemente, Dhers se lo toma un día a la vez, “La bicicleta la pedaleas un pedal a la vez. Siempre trato de recordarme de eso”.

Sobre las interrogantes sobre un posible retiro, concluye que primero debe “alinear un montón de cosas” para hacerlo de la manera más sana para su salud mental.

 

Breve introducción a la PNL

La Programación Neurolingüística (PNL) es un modelo de comunicación que intenta identificar y usar modelos de pensamiento que influyen sobre el comportamiento de una persona con el objetivo de mejorar su calidad de vida.

Según Robert Dilts, uno de los principales impulsores de la PNL, es un modelo que estudia el funcionamiento mental, el lenguaje y cómo podemos usar este conocimiento para programar nuestra mente y lograr que nuestra vida y todo aquello que hacemos resulte fácil y eficiente.

“La comunicación que se trabaja en PNL es la mentalidad, actitud y sentimientos y es que estos son aspectos que se mantienen constantemente activos dentro de la comunicación inconsciente, es decir entre nuestra mente y nuestro cuerpo”, ha explicado Dilts.

En PNL no existe separación entre mente y cuerpo, sino que se trata de un sistema en que cada elemento influencia directamente al otro. Las personas que practican la PNL buscan mejorar su confianza, autoestima, motivación y capacidad de liderazgo.

 

Etiquetas
daniel dhers, deporte olímpico, pnl, salud deportiva

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.