¿Por qué debo preocuparme por mi suelo pélvico?

Por Anabel Grisaleña

 

Hay una parte fundamental del cuerpo que ayuda a mantener todos los órganos dentro, y evitar el descenso de estos por efectos de la gravedad. Se trata del suelo pélvico, un conjunto de músculos y ligamentos situado en la base de la pelvis que cierra la base inferior de la cavidad abdominal ¿Qué pasa cuando esta estructura no funciona adecuadamente?

Paula Soriano, especialista en ginecología y obstetricia, explica que la función más conocida del suelo pélvico es la de retener las vísceras del abdomen y la pelvis, es decir sostener el aparato digestivo, urinario y reproductor. Pero, si está debilitado, la musculatura no sería capaz de mantener el contenido del abdomen.

 

¿Cómo sé si está afectado mi suelo pélvico? Los síntomas más comunes que aparecerán, según fuentes de MedlinePlus, serán: sensación de pesadez, hinchazón, tirón o dolor en la vagina, sensación o ver un bulto, dificultad para orinar o vaciar la vejiga, infecciones en el tracto urinario o necesidad frecuente o urgente de orinar.

Soriano agrega otras patologías a la lista, que se pueden desencadenar a causa de la mala salud del suelo pélvico:

 

· Incontinencia urinaria, cuya intensidad va a depender del grado de alteración de la musculatura.

· Prolapsos: salida o descenso de los órganos intraabdominales. Estamos hablando de descenso de vejiga, útero o recto.

· Dolor lumbar.

· Disfunciones sexuales: dolor en las relaciones sexuales por alteración de la musculatura a nivel de la vagina.

 

Por un bebé

Durante el embarazo, el crecimiento uterino y el aumento del volumen abdominal hacen que la musculatura del suelo pélvico deba ser capaz de mantener y “soportar” un mayor peso, cuenta la doctora. “Esto hace que las fibras musculares se deban adaptar”. En el momento del parto, la salida de la cabeza hace que las fibras musculares se elonguen.

 

Tras el parto es de gran importancia hacer una valoración del estado de la musculatura del suelo pélvico, recalca la doctora, para garantizar que presente de nuevo el tono adecuado y sea capaz de mantener otra vez las estructuras pélvicas. “De este modo, evitamos complicaciones posteriores que pueden condicionar la vida de la paciente en todos los ámbitos, incluido en el sexual”, explica.

 

...Y si está débil

Soriano explica que existen ejercicios para poder mejorar nuestro suelo pélvico, así como diversas técnicas fisioterápicas para reforzar y tonificar la musculatura de la zona. No obstante, añade que lo ideal es conocer todo aquello que podría lesionarlo o debilitarlo. Entre estos factores, la experta en ginecología destaca:

 

· El estreñimiento crónico es uno de los principales factores de riesgo de las alteraciones pélvicas. El aumento de la presión abdominal que se realiza cuando hay estreñimiento para intentar evacuar ejerce un impacto importante en la musculatura del suelo pélvico. Dieta, ejercicio adecuado e hidratación, es importante para tratar de prevenir el estreñimiento.

· El embarazo, parto y posparto también son factores que dañan el suelo pélvico.

· La menopausia impacta por la debilidad general de las fibras musculares (no solo hablamos de suelo pélvico), y la asociación con atrofia y sequedad vaginal.

· Deportes de alto impacto, como pueden ser el correr o saltar

 

¿Qué ejercicios debo hacer?

La doctora recomienda los ejercicios de Kegel. Se trata de ejercicios simples que consisten en activar la musculatura del suelo pélvico como si tuviésemos la intención de contener la orina. Además de esto, asegura que la gimnasia abdominal hipopresiva (técnicas de respiración) sirven para mejorar el tono de la musculatura del abdomen y del suelo pélvico, así como favorecer la buena posición de las vísceras cuando han descendido.

 

En todos los casos Soriano recomienda ser valorada “por un especialista para determinar cuál es el grado de alteración de la musculatura del suelo pélvico, y poder establecer qué tratamiento es el más recomendado y adecuado en cada caso”.

 

Según fuentes de Medline Plus, se recomienda realizar estos ejercicios tres veces al día. Aquí les dejamos los pasos a seguir:

 

1. Asegúrate de que la vejiga está vacía y siéntate o acuéstate.

2. Aprieta los músculos del piso pélvico y mantenlos apretados. Aguanta entre 3 y 5 segundos.

3. Relaja los músculos y vuelve a contar entre 3 y 5 segundos.

4. Repítelo 10 veces, 3 veces al día (mañana, tarde y noche)

Etiquetas
suelo pélvico, ginecología

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.