Intimidad, un bálsamo para el alma

Por Claudia Miraglia

 

Esta columna es parte de nuestra serie #WellWednesday donde distintos expertos comparten información, experiencias y sus filosofías de bienestar.

 

La salud mental es la base de la vida. Tiene que ver con cómo nos sentimos y cómo vivimos. Esto lo podemos ver reflejado en muchas áreas de la vida de una persona. Abarca también cómo satisfacemos nuestras necesidades y los recursos que emergen en la mente que nos permiten enfrentar y sobrepasar con estabilidad obstáculos bien sea cotidianos o tremendos. La salud mental permite también gestionar emociones, mantenernos anclados a la realidad y tener contacto con nuestra alma.

Tener una buena salud mental nos permite dejar naturalmente de estar en conflicto con lo que es y con lo que debería ser. Un nivel de salud mental óptimo nos permite ser empáticos, construir relaciones interpersonales sólidas y entender sin juzgar aquello que los demás atraviesan.

Dos pilares fundamentales de las relaciones son la intimidad y la sexualidad, pero, ¿Cómo se relacionan éstas con la salud mental? Comencemos por definir qué es intimidad, este podría ser un concepto difícil de poner en palabras, creo que la intimidad es un límite entre aquello que es público y privado, aquello que no queremos mostrar a todo el mundo y que nos lleva hacia la profundidad. Todo lo que consideramos como íntimo no es superficial, ni vago, es algo sumamente importante. Intimidad es un concepto psicológico, enraizado en la identidad personal.

Intimidad y sexualidad son áreas de la vida que van de la mano. Sería muy difícil tener una sexualidad plena si carecemos de intimidad. La intimidad es el centro de una relación. Compartimos nuestra intimidad -ese espacio sagrado- solo con aquellas personas que nosotros queremos, hacemos uso de nuestra libertad personal para dar cabida a otros en este ámbito de nuestras vidas.

El concepto de intimidad nos lleva a conocer profundamente al otro, a ser completamente libres ante esa persona con la que compartimos este espacio privado. Normalmente reservamos este estado emocional a una o pocas personas… Y aunque la sexualidad es un vehículo que nos permite demostrar amor y recibirlo, no es la única forma de expresar y cultivar la intimidad.

Cultivamos la intimidad a través de una conversación, al compartir tiempo con esa persona especial, al disfrutar de un hobbie o afición en común. La sexualidad implica factores físicos, psicológicos, sociales, emocionales y espirituales. Se ve influenciada por la imagen que tenemos de nosotros mismos, de la forma en la que aceptamos o rechazamos nuestro cuerpo, los sentimientos de sensualidad, por nuestra autoestima.

Me gusta decir que los conceptos de sexualidad e intimidad no son atemporales, es decir, van evolucionando y cambiando con nosotros y con la sociedad a la que pertenecemos. Pero, si no estamos bien con nosotros mismos, ¿Podemos tener intimidad con un tercero?

La intimidad emocional requiere de tiempo, paciencia y compromiso. Sexualidad e intimidad han sido conceptos que la humanidad a veces ve como uno solo, pasando por alto que la intimidad emocional tiene el poder de hacer que superemos limitaciones, mejoremos nuestra salud mental y física y por ende nuestra calidad de vida.

La intimidad es una especie de bálsamo para el alma que tiene la facultad de curar dolencias físicas y emocionales, mientras que la falta de ella tiene efectos contrarios en la vida de cualquier persona.

Te propongo que hagamos este ejercicio: ¿Cómo es tu intimidad contigo mismo?, ¿con tu propio cuerpo? La próxima vez que tomes un baño, cierra los ojos y pon toda tu atención en cómo tocas tu cuerpo al bañarte, luego al terminar obsérvate en el espejo… ¿cómo sientes tu cuerpo al vestirte? Nota cuáles emociones y sensaciones afloran dentro de ti. Recuerda, para poder tener intimidad con los demás, sería maravilloso que pudieras explorarla y trabajarla primero contigo mismo.

 
Etiquetas
sexualidad, pareja, salud mental, wellwednesday

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.