¿Qué beneficios tienen las exposiciones volcánicas?

La lava no cesa. En La Palma, una de las siete islas del archipiélago canario, el volcán de Cumbre Vieja no deja erupcionar. A dos meses desde su primera explosión, ha reclamado su dominio sobre más de 1.000 hectáreas, destruyendo a su paso –según datos del programa europeo de satélites Copernicus– más de 2.600 construcciones y obligado a desplazarse a más de 7.000 personas ¿Hay alguna buena noticia tras esta difícil situación?

Aunque de entrada no lo parezca, mucho más para quienes han perdido sus casas, sus trabajos y su modo cotidiano de vida, la explosión del volcán es beneficiosa para el planeta. Lo primero es entender que estos fenómenos son la forma natural en que se forman los sistemas montañosos y la tierra le gana espacio al agua.

Los científicos además en dos beneficios que dejan los volcanes, y que han podido comprobar tras distintos estudios sobre otras explosiones: ayudan a bajar la temperatura del planeta y crean un ambiente que aumenta la fauna marina.

 

Persiana solar

Entre las sustancias que despende el humo del volcán está el ácido sulfúrico, producto de la conversión del dióxido de azufre, que se condensa en la estratosfera. Allí crea una suerte de persiana en la tierra, una capa de aerosoles que reflejan la radiación del Sol hacia el espacio. “Estos aerosoles se instalan en las capas medias y altas de la atmósfera terrestre, provocando un descenso brusco de las temperaturas que pueden llegar hasta los 2 grados centígrados”, explica el vulcanólogo José Luis Barrera citado por National Geographic.

Los científicos citan la explosión del volcán Tambora, en Indonesia en 1815 para confirmar su teoría. Nombrada como la erupción más grande de los últimos 1.500 años, lo acusan de haber dejado al planeta sin verano, por el descenso de las temperaturas que produjo, según recuerda un trabajo publicado por El Tiempo.

También se recuerda en Indonesia el volcán Laki, que erupcionó en 1784 por 8 meses y habría generado un enfriamiento promedio de 1ºC en todo el hemisferio norte. Y, más recientemente, en 1991 en Filipinas, el Pinatubo logró disminuir el calor en 0,6ºC.

Y aunque a la fecha todavía se presume que el impacto del volcán de Cumbre Vieja en el ambiente no será tan significativo, un reportaje de National Geographic registra el consenso general que la comunidad científica tiene sobre estos fenómenos: su daño al medio ambiente, por contaminación de CO2, es mucho menor que la que genera el hombre.

 

Renovación marina

Aunque inicialmente la llegada de la fajana al mar no es buena noticia, la experiencia científica apunta a que en el corto plazo traerá beneficios. El ecosistema perdido se repotenciará: una investigación realizada sobre las consecuencias que generó en el océano la explosión del volcán submarino Tagoro de El Hierro en 2011 así lo comprueba.

“Las elevadas concentraciones de hierro disuelto y los bajos niveles de pH asociados a ellas han actuado como un importante fenómeno de fertilización del mar en el entorno del volcán Tagoro, en la isla de El Hierro, y han proporcionado condiciones óptimas para la regeneración del área”, concluye un trabajo publicado en 2017 por cuatro investigadores del Instituto de Oceanografía y Cambio Global de la Universidad de Las Palmas de Gran Canarias.

En los primeros meses tras la explosión, las anomalías en la temperatura del agua, su acidez y composición química borraron por completo toda la fauna marina. Sin embargo, de acuerdo a datos de la investigación publicados en la revista Marine Chemistry, el seguimiento científico comprobó que en los meses siguientes la vida regresó al agua a toda velocidad y, en algunos casos, con más vigor que antes.

Etiquetas
volcán, cumbre vieja, la palma, volcanes, cambio climático

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.