¿Cada día es un mal día? Puedes estar sufriendo de burnout

Por Nathalie Alvaray

 

‘Burnout’ es una palabra cada vez más usada tras la pandemia, y en español se refiere a un cansancio laboral prolongado, a un agotamiento de tal magnitud que simplemente sientes que “estás quemada”. Normalmente está referido a las situaciones de trabajo, pero puede derramarse como la lava a todos los ámbitos de la vida, incluidos el hogar, la familia y la vida social.

Es una condición que ya está reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 2019 y ha sido descrita como uno de los males de nuestro siglo XXI. El concepto fue utilizado por primera vez por el psicólogo estadounidense Herbert Freudenberger en 1974, quien lo definió como "estado de agotamiento mental y físico prolongado provocado por la vida profesional" y se caracteriza por tres señales: agotamiento emocional, despersonalización en el trato a los demás y pérdida de motivación.

Han pasado varias décadas para lograr que los asuntos de salud mental sean temas normales de conversación dentro de los lugares de trabajo, pero progresivamente los estudios demuestran que hay cada vez más afectados. Una encuesta de Gallup realizada en 2018 a 7.500 trabajadores indica que uno de cada cuatro empleados se siente quemado en el trabajo. Un estudio de Deloitte sobre la salud en el lugar de trabajo en EEUU sugiere que el 84% de los millennials han experimentado el agotamiento en su trabajo actual. Las mujeres son más propensas a sufrir esta enfermedad que los hombres.

Ahora que las empresas reconocen cada vez más que el agotamiento inducido por la pandemia es un problema no sólo de las personas sino también de las organizaciones es importante que puedas identificar las señales y qué puedes hacer para recuperarte.

 

¿Sientes que estás quemada?

Pues esto no ocurre de la noche a la mañana. El burnout es un proceso gradual y va apareciendo sigilosamente. Los signos y síntomas son sutiles al principio, pero se agravan con el paso del tiempo. Piensa en los primeros síntomas como banderas rojas que indican que algo va mal. Si prestas atención y reduces activamente tu estrés, puedes evitar un colapso mayor. Si los ignoras, acabarás por agotarte. Puedes estar en el camino del agotamiento si:

 

 

Si has contestado “si” a alguno de los ítems de la lista anterior, es probable que estés ya en el camino del agotamiento y por tanto pueden estar ocurriendo alguno de estos síntomas de burnout:

 

 

¿Y esto no es estrés?

El burnout puede ser el resultado de un estrés incesante, pero no es lo mismo que un exceso de estrés. Las personas estresadas logran pensar que si consiguen tener todo bajo control, se sentirán mejor. Las personas quemadas no hallan soluciones posibles, se sienten vacías y mentalmente agotadas por un periodo de tiempo prolongado.


 

Estrés

Burnout

Pone demasiado esfuerzo en las cosas

Poco o ningún esfuerzo

Experimenta las emociones con más fuerza

Experimenta las emociones más desvaídas

Provoca hiperactividad

Provoca una sensación de impotencia

Tienes menos energía

Tienes menos motivación y esperanza

Puede llevar a la ansiedad

Puede llevar a la depresión

Consecuencias físicas

Consecuencias emocionales

Fuente: Dr Paul Koeck

 

Los especialistas en salud mental identifican tres tipos de burnout:

 

Burnout por sobrecarga

Esto ocurre cuando se trabaja cada vez más duro, volviéndose frenético en la búsqueda del éxito. Si experimentas esto, puedes estar dispuesta a arriesgar tu salud y tu vida personal para sentirte exitoso en tu trabajo.

 

Burnout por falta de desafíos

Esto ocurre cuando te sientes infravalorada y aburrida en tu trabajo. Tal vez tu trabajo no te ofrezca oportunidades de aprendizaje o no tengas espacio para el crecimiento profesional. Si te sientes infravalorada, puedes distanciarte de tu trabajo, volverte cínica y evitar responsabilidades.

 

Burnout por negligencia

Esto ocurre cuando te sientes impotente en el trabajo. Si las cosas no van bien, puedes creer que eres incompetente o incapaz de cumplir con tus responsabilidades. Este agotamiento puede estar estrechamente relacionado con el síndrome del impostor, un patrón psicológico en el que dudas de tus habilidades, talentos o logros.

 

¿Y qué puedes hacer?

 

Etiquetas

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.