Disruptores endocrinos: las sustancias que pueden desequilibrar tus hormonas

Por Anabel Grisaleña

 

 

Hay sustancias que confunden al organismo, que hacen que el mensaje que envían las hormonas del cuerpo no lleguen de forma adecuada. Y la peor noticia es que están por todos lados. Se trata de los disruptores endocrinos, elementos químicos presentes en alimentos, pesticidas, productos de higiene personal o limpieza, ambientadores, ropa, electrodomésticos, aparatos electrónicos y un sinfín de productos que forman parte de nuestra vida diaria. 

Los disruptores endocrinos son capaces de intervenir y alterar el sistema hormonal. Esto puede desencadenar en muchas enfermedades relacionadas con el sistema reproductivo femenino, como cáncer de mama, infertilidad, pubertad precoz; con la función reproductiva masculina, problemas de próstata, pérdida de calidad seminal;  trastornos metabólicos, como diabetes y obesidad; así como enfermedades neurológicas, cáncer de tiroides o enfermedades cardiovasculares.

La Organización Mundial de la Salud publicó un informe en 2013 que incluye una lista de 800 sustancias químicas sospechosas de actuar como disruptores endocrinos. El gran inconveniente es que en la mayoría de los casos no hay una clara relación causa-efecto. Sin embargo, algunas ya han sido retiradas. Por ejemplo, el DDT, un pesticida que fue una de las primeras identificadas como disruptor endocrino y ya han prohibido su uso.

En la lista figuran también sustancias de la industria del plástico como el bisfenol A, los ftalatos, las resinas epoxi o los policarbonatos. Tan vitales para el sector, que hasta ahora no han sido reemplazadas por otro material. Prohibir el consumo de estas podría llevar a una crisis industrial, por lo que los Gobiernos han mirado para otro lado.

 

¿Cómo nos afectan? 

Existen al menos 50 hormonas conocidas que están involucradas en todo el cuerpo, asegura la directora ejecutiva de TEDX (The Endocrine Disruption Exchange), Carol Kwiatkowski, en el podcast The Genius Life. Las hormonas tienen un papel fundamental en el crecimiento de los órganos, maduración sexual, desarrollo del cerebro, la densidad ósea, el sistema inmunológico y cómo manejamos el estrés, explica. Ese mensaje es al que puede afectar los disruptores. 

El sistema endocrino libera las hormonas portadoras de mensajes que viajan por todo el cuerpo. Estas se unen a los receptores y transmiten información esencial para nuestro organismo. Sin embargo, cuando un disruptor endocrino entra en el cuerpo como una dosis baja, se puede confundir fácilmente con una hormona. Por lo que se unirá al receptor, expulsando una hormona real e interrumpiendo la comunicación.

Estas toxinas pueden llegar a ser perjudiciales para la salud incluso en dosis muy bajas. Un nivel medio-alto de exposición puede llegar a disparar el sistema de alarma del cuerpo, enviando señales para eliminar la toxina lo antes posible. No obstante, una exposición a un nivel muy bajo podrá colarse sin ser detectada y, si esto se repite, se puede crear una acumulación tóxica en el cuerpo.

 

Conoce algunos disruptores endocrinos 

  1. Exposición plástica. Se puede encontrar en botellas de agua de plástico, recipientes para alimentos, utensilios de cocina o juguetes de plástico para niños tanto el bisfenol A (BPA) como los ftalatos.

¿Cómo evitar la exposición?

·      Evitar el plástico tanto como sea posible (incluso los que están libres de BPA)

·      Pon un filtro de agua y bebe del grifo

·      Utiliza botellas de acero inoxidable y vidrio para guardar la comida

·      No calientes el plástico ya que esto acelera la filtración de los disruptores endocrinos

·      En caso de que no tengas otra opción que beber de una botella de plástico, opta siempre por la más dura que puedas encontrar.

 

  1. Pesticidas. El glifosato que se encuentra en pesticidas causa daño hepático, renal y cáncer después de exposición crónica a largo plazo. También se encuentra en bocadillos, cereales o pasta procesados.

¿Cómo evitar la exposición?

·      Compra siempre orgánico, libre de pesticidas

·      Come alimentos frescos y enteros

 

  1. Recibos de tiendas. El BPA y el bisfenol S se encuentran en la capa exterior de los recibos impresos que siempre tocamos sin pensar.

¿Cómo evitar la exposición?

·      Rechazar recibos en papel y optar por uno digital

·      Si aceptas el de papel, guárdalo solo para que no contamine el resto de la cartera

 

  1. Envoltorios de comida rápida. La parte interior resbaladiza de los envoltorios de papel que utilizan los restaurantes de comida rápida suelen contener ftalatos. La Dr. Kwiatkowski afirmó en el podcast como los adolescentes que comían comida rápida de forma regular tenían un 55% más de disfunción eréctil.

¿Cómo evitar la exposición?

·      Evitar los restaurantes que sirven comida en este tipo de envoltorios

 

  1. Productos de cuidado personal y suministros de limpieza. Suelen estar repletos de disruptores endocrinos de bajo nivel como: ftalatos, triclosan o parabenos. Además, suelen contener fragancias artificiales que también se pueden combinar con los disruptores.

¿Cómo evitar la exposición?

·      Trata de buscar productos que no contengan ni ftalatos, triclosan ni parabenos.

·      Comprar productos con fragancias naturales

Si quieres descubrir si una sustancia es un posible disruptor endocrino puedes buscarlo en la plataforma de The Endocrine Disruption Exchange: The TEDX List

Etiquetas
disruptores endocrinos, hormonas

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.