Todo lo que se esconde detrás de la palabra “fragancia”

Por Anabel Grisaleña

 

 

¿Un perfume que no huela? Cada vez son más las marcas que se deciden sumar a la causa del fragrance-free. Una tendencia que camina en contrasentido de nuestra idea de elegir un perfume por el packaging o en el característico olor de este. Te contamos por qué este cambio en el mercado.

 

El perfume que usas puede ser tóxico y no lo sabes. Las fragancias y aromas pueden contener ingredientes perjudiciales para la salud escondidos bajo la palabra “fragancia”, así lo confirma un informe que analiza más de 100 productos llevado a cabo por Breast Cancer Prevention Partners.

 

Está comprobado que determinadas fragancias pueden provocar reacciones alérgicas tras entrar en contacto con la piel. Es más, se consideran la segunda causa más frecuente de alergia por contacto, en la población general y en los que sufren dermatitis de contacto. Se trata de una inflamación de la piel con erupción cutánea que provoca picor, sequedad, hinchazón, entre otras.

 

La regulación en Europa sobre etiquetado dice que es obligatorio especificar 26 fragancias, las cuales ya se han identificado como principales causantes de alergias. Estas deben ser listadas en cualquier producto cosmético, por lo que será sencillo buscarlas en tu próxima compra de belleza. En este enlace podrás encontrar la lista de ingredientes tóxicos reconocidos por el Comité Científico de Seguridad de los Consumidores de la UE.

 

El daño escondido

Las fragancias pueden activar la respuesta inflamatoria del cuerpo al interpretarlas como una agresión. El objetivo es que los linfocitos lleguen de los vasos sanguíneos al lugar del problema, lo que provoca dos reacciones según los expertos de The Chemist Look:

  1. Vasodilatación: los vasos sanguíneos que se acercan a la zona dañada se ensanchan para poder llevar más células de inmunidad.
  2. Extravasación: las células de las paredes de los vasos sanguíneos se separan, dejando a la sangre salir (con las células de inmunidad) dirigiéndose hacia los tejidos dañados.
  3. La piel se pone roja, hinchada y muy caliente.

Este proceso de inflamación involucra dos etapas, explican desde The Chemist Look. En primer lugar, la inducción, que puede durar varias semanas. Es cuando la piel entra en contacto con la fragancia (alérgeno) y las células de inmunidad van en su contra.

 

La segunda, es cuando el alérgeno vuelve a estar en contacto con la piel y ésta tiene que “atacar” al activo. En esta etapa, cualquier re-exposición a la fragancia provocará la aparición de síntomas rápidamente.

 

Es común pensar: “mi piel no reacciona ante las fragancias, no tengo molestias o signos de alergias”. Ojalá fuera cierto, pero desafortunadamente la piel se esconde muy bien cuando sufre y es posible que el daño sea imperceptible desde la superficie. Los problemas se agravarán a largo plazo, por ejemplo, cuando nos quemamos una vez al sol, el problema se elimina en un par de días. No obstante, el daño aparecerá en la superficie de la piel después de unos años.

 

¿Qué fragancias tiene mayor efecto en nosotros?

Dependiendo del producto o químico que se utilice para la fabricación de la fragancia, el efecto que tendrá en las personas será diferente. Esto también dependerá del sexo y de la edad del afectado. Un grupo de médicos de la Academia Española de Dermatología ha llevado a cabo un estudio para identificar esas fragancias más alérgicas y a qué personas le afectaría. Estos fueron los resultados:

 

Por sexo y edad:

En los hombres: les afectará más la fragancia Evernia Prunastri, que aporta un aroma similar a la madera, la tierra o algas marinas.

En las mujeres: les afectará más la fragancia Geraniol, que aporta un olor floral similar al de las rosas.

En los niños: les afectará más la fragancia Isoeugenol, que aporta un aroma dulce a vainilla

En los adultos mayores de 65 años: la sensibilidad es igual al Prunastri y al Geraniol.

 

Todas son sustancias muy comunes en productos del día a día, explica el estudio. No obstante, en mujeres es más común la sensibilización a perfumes y desodorantes, y en los hombres a las lociones aftershave y desodorantes.

 

Síntomas más comunes

En caso de que se provoque una reacción alérgica grave a una fragancia, estos son los síntomas más comunes, según Soy Vida.

· Aumento de la temperatura

· Urticaria grave

· Somnolencia o pérdida de energía

· Confusión

· Mareos, náuseas o vómitos

· Frecuencia cardíaca elevada

 

Por esto, puedes apostar por las fragancias naturales. En la cosmética amigable con el medioambiente encontramos aromas que son extraídos de componentes naturales: principalmente plantas y sus respectivas partes. Algunos aromas comunes son la menta, el eucalipto o la lavanda ¿Cómo los identificas? Para encontrar un aroma natural en tus cosméticos busca las palabras “aceites esenciales puros, extractos de plantas y flores o hidrosoles florales”.

 

Etiquetas
fragancia, perfume, artificial

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.