¿Sabrías cocinar para un ‘frugivorista’? Conoce los tipos de alimentación que existen

Por Anabel Grisaleña

 

 

Con tantos estilos de alimentación, dietas y prácticas que existen hoy, es normal que muchas veces no sepamos diferenciarlos. Es por esto que hemos decidido elaborar una lista con los 9 tipos de prácticas alimentarias más comunes en España.

 

Vegetariano: quizás esta sea la más común en nuestro país, pues España se considera entre los 10 primeros países con más vegetarianos. Según la consultora Lantern, un 10% de los españoles ya tienen una alimentación principalmente vegetal. El principio de este estilo de vida es no consumir ni carne ni pescado. Sin embargo, dentro de la práctica vegetariana existen distintos tipos:

 

- Lactovegetarianos: estos sí consumen leche

- Ovovegetarianos: aquellos que consumen huevo

- Frugivorismo: su dieta se basa prácticamente en fruta madura de plantas y árboles.

 

Las personas pueden decidir optar por el vegetarianismo, ya que en general tiende a ser menos restrictivo que el veganismo, pues hay muchas variantes bien conocidas donde se consumen subproductos que no implican el sacrificio de animales. Las personas que se plantean adoptar la práctica vegana tienden a empezar por el vegetarianismo al permitirse aún alimentos como el queso, la miel o la mantequilla.

 

Vegano: también conocidos como vegetarianos estrictos o puros, son aquellos que no comen ningún alimento que provenga de origen animal. Asimismo, tampoco utilizan materiales de procedencia animal como la lana, el cuero o la seda (ya sea en la ropa o en objetos decorativos). Y también rechazan los productos que impliquen explotación animal para su creación como cosméticos o medicamentos.

Las personas que practican la dieta vegana apoyan el medioambiente y la causa del cambio climático, pues comer menos carne lleva a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. También por razones de bienestar animal, pues creen que el sufrimiento de estos viene de la sobreproducción de alimentos populares. Por último, beneficia la propia salud del ser humano, ya que algunos estudios sugieren que puede reducir hasta en un 23% el riesgo de contraer diabetes.

 

Flexitariano: ¿Quieres ayudar a la causa del medioambiente, pero eres un amante de la carne y del pescado? Esta práctica es para ti. Se trata de un término que está cobrando mucha relevancia en los últimos años y que se basa en aumentar el consumo de vegetales y verduras, mientras se reduce el de carnes de origen animal. Significa “flexible” y “vegetariano”, es decir un vegetarianismo flexible.

 

Tanto las personas que quieran disminuir el consumo de carne como las que quieren acabar siendo vegetarianos o veganos con el tiempo pueden incorporar el flexitarianismo en sus vidas. No se restringe nada por completo, pero los que lo practican siempre se aseguran de que la carne que coman sea de crianza ecológica o pesca sostenible.

 

Crudismo o crudivorismo: también conocida como dieta raw, se basa en los alimentos sin cocinar ni procesar en un 60-100% de la dieta. Esto se debe a que los alimentos crudos pueden conservar al 100% su nivel de nutrientes. Entre sus comidas estarían: frutas crudas o secas, semillas, huevas de pescado, pescado crudo, productos lácteos no pasteurizados, entre otros. No obstante, la mayoría de las personas suelen incorporar determinados productos cocinados como las legumbres o los tubérculos, por lo que se les puede referir como “crudiveganos”.

 

Las personas que practican esta dieta lo suelen hacer porque piensan que cuanto más crudista, más beneficiosa para la salud. No obstante, no hay que llevarlo al extremo ya que los sistemas digestivos no lo toleran del todo bien y a nivel emocional, hay veces que la comida caliente nos aporta la positividad que necesitamos.

 

Pescetariano: consiste en no comer carne de vaca, cerdo o ave de corral, pero sí pescados o mariscos. Los pescados (tanto blancos como azules), a diferencia que en la dieta vegana o vegetariana, nos aportan vitamina B12 y ácidos grasos poliinsaturados omega-3.

 

Las personas que practican esta dieta pueden estar evitando suplementarse con vitamina B12 (como en el caso de dietas vegetarianas o veganas). Asimismo, los alimentos ricos en omega-3 nos ayudará a mejorar los niveles de triglicéridos, inflamación y la salud cardiovascular en general.

 

Pollotariano: es lo mismo que pescetariano, pero en vez de pescados y mariscos se puede consumir pollo o aves de corral. No obstante, algunos expertos sugieren que podría considerarse el consumo de aves en general, incluyendo el pato o el pavo.

 

Paleo: es la dieta basada en alimentos parecidos a los que se consumían durante la edad Paleolítica, hace aproximadamente 2,5 millones a 10 millones de años. Su principio se basa en no consumir ni alimentos procesados ni azúcares añadidos y centrarse en las proteínas magras, frutas y verduras o semillas. Asimismo, según Mayo Clinic también deben evitar cereales (trigo, avena, cebada), legumbres (frijoles, lentejas, maníes y guisantes), productos lácteos y sal.

 

Las personas pueden realizar este tipo de dieta al estar en busca de un estilo más saludable, para mejorar su intolerancia a la glucosa, el control de la presión arterial, menor cantidad de triglicéridos o para mejorar el control del apetito.

 

Alimentación macrobiótica: sus orígenes se encuentran en Japón y sus principios se basan en la dualidad del Ying-Yang. Existen varios tipos de dieta macrobiótica desde las que se restringen los derivados de animales, o alternativas en las que solo se consumen cereales, agua y algunas frutas o verduras, explica Cristina Porca a Cuídate Plus. Existen dos tipos de alimentos:

 

- Alimentos Yin: comida que no aporta. Se relaciona con lo oscuro, el frío y la humedad y debilita el organismo. Aquí entrarían productos procesados, azúcar, café, bebidas alcohólicas y algunas frutas.

- Alimentos Yang: comida que tonifica el organismo, aporta energía y se relaciona con lo cálido. Los alimentos aquí serían cereales, legumbres y vegetales.

 

Se trata de ir adoptando cada vez más alimentos del tipo yang y menos del yin. La dieta es esencialmente ecológica y la proteína animal se elimina progresivamente. Las personas que practican esta dieta quieren eliminar los alimentos contaminantes, residuos y potenciar los nutrientes.

 

Alimentación sátvica: está basada en el ayurveda, la medicina tradicional de la India, y su objetivo es optar por alimentos naturales, frescos y preferentemente orgánicos. Además, deben intentar prepararse de la forma más natural posible (crudos, hervidos, al vapor o ligeramente cocidos). Entre los alimentos sátvicos se encuentran: cereales, legumbres, lácteos (leche o mantequilla), frutas y hortalizas, aceites vegetales, frutos secos y semillas o especias dulces.

 

Las personas que practican este tipo de alimentación buscan evitar cualquier producto que implique matar o hacer daño a los animales. Asimismo, esta dieta busca la unificación del cuerpo, mente y espíritu.

 

Etiquetas
dieta, alimentación

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.