Cómo cuidar tu salud ósea

Por Anabel Grisaleña

 

 

El 6% de la población en España sufre de osteoporosis, una enfermedad sistémica que disminuye la masa ósea y altera la calidad de los huesos. De este porcentaje, alrededor de 3 millones del total de habitantes según datos estadísticos, 8% se enfrenta a condiciones tan agudas que los lleva a la muerte.

El gran problema de la osteoporosis es que en sí misma es asintomática. Puedes tenerla y no saberlo. El especialista en reumatología Álvaro García Martos explica como debido a esto el motivo de consulta más temido son las fracturas por fragilidad. “Son las que se producen con un traumatismo de baja energía, como podría ser una caída desde nuestra propia altura estando de pie”.

En el momento que estas caídas ocurren, ya estamos ante pacientes con osteoporosis establecida y complicada por la fractura en sí, explica el doctor. Y, aunque se puede dar en cualquier hueso del cuerpo, “los sitios más habituales son la cadera (fémur proximal), el antebrazo y las vértebras”.

Es importante aclarar que el término “sistémico” hace referencia a que puede afectar a cualquier hueso del organismo y que, generalmente, lo hace en todos a vez, explica García. Por norma general, “afecta con mayor prevalencia en mujeres postmenopáusicas. Aunque las mujeres premenopáusicas y los varones también pueden padecerla”.

Hay factores que favorecen la aparición de la osteoporosis, como el déficit de vitamina D. Todo aquello que nos disminuya la formación o nos incremente la destrucción de hueso es un potencial causante de la osteoporosis, aclara García. Asegura que los factores que influyen en su aparición son:

 

  1. Factores Genéticos:

Existe relación entre los antecedentes familiares de osteoporosis y el riesgo de padecerla. Como ejemplo claro de esto es que la presencia de fracturas de cadera en el padre o la madre se usa para calcular el riesgo de fractura en el paciente que consulta. Por otra parte, se han descrito múltiples genes que se asocian con la cantidad de hueso. Los más relevantes serían el receptor de la vitamina D, el colágeno tipo alfa 1, el gen del factor de crecimiento insulínico, el gen de la aromatasa y genes de los receptores de las hormonas sexuales.

  1. Factores propios de la persona (intrínsecos):

En este grupo la edad es el más conocido, ya que la densidad de nuestros huesos (cantidad de calcio por unidad de superficie) disminuye a medida que envejecemos. El proceso suele comenzar a partir de la tercera o cuarta década de la vida y es más marcado en las mujeres (8-10 años tras la menopausia) debido a la pérdida del efecto protector del hueso que tienen los estrógenos.

El peso es un factor importante para regular la cantidad de hueso. Es importante saber que el peso es un estímulo para formar hueso, cuanto más peso, mayor es el estímulo de formación y mayor es la densidad del hueso. Es la única consulta médica en la que no se va a estigmatizar el sobrepeso porque tiene un papel protector. Los pacientes con bajo peso (índice de masa corporal inferior a 19) tiene un mayor riesgo para complicación y esto es independiente de la edad y el sexo.

Finalmente, las hormonas juegan un papel en la formación/destrucción del hueso. Los estrógenos favorecen la formación sobre la destrucción y en menor medida la testosterona ejerce el mismo efecto.

  1. Factores ambientales (extrínsecos):

La dieta es sin duda el factor más conocido y preguntado en estas consultas. La ingesta de calcio tiene un efecto variable sobre la masa ósea en función de la edad, la ingesta de calcio habitual, el tiempo desde la menopausia y el tipo de hueso. Tener unos niveles adecuados de vitamina D es clave para mantener la salud ósea. Por último, las dietas muy ricas en proteínas favorecen la excreción de calcio por la orina, y aunque no se conoce el efecto sobre la masa ósea, sí sabemos que asocian un mayor riesgo de fracturas.

La actividad física, sobre todo ejercicios de carga e impacto, previene la pérdida de masa ósea y reduce el número de caídas y de fracturas. El ejercicio físico excesivo puede producir amenorrea tanto en hombres como en mujeres y ser causa de una masa ósea disminuida.

El consumo de tabaco y el alcohol producen una disminución de la masa ósea. Estos efectos suelen ser reversibles tras el cese de este.

  1. Otros:

El grado de densidad mineral ósea (DMO) o el riesgo de fractura se ve afectado en diferentes enfermedades endocrinas (diabetes mellitus, hiperparatiroidismo, enfermedad de Cushing, hiperprolactinemia), renales, pulmonares, cardiovasculares, intestinales (malabsorción intestinal, cirrosis hepática, cirrosis biliar primaria, enfermedad inflamatoria intestinal), neurológicas, hematológicas y reumáticas.

 

Tratamiento

Esto dependerá del nivel del grado de DMO. Se utiliza la densitometría para poder clasificar a los pacientes en tres grados, aclara el doctor García:

  1. Normal: no necesita tratamiento en este momento. Aunque no debemos descuidar el cuidado general de los huesos.
  2. Osteopenia: Disminución moderada de la DMO con escaso riesgo de complicación. Se recomienda dieta rica en calcio o suplementos de calcio y vitamina D. Dosis recomendadas 1000-1200 mg de calcio y 800 UI de vitamina D diarios. Se debe prestar atención al cuidado general de los huesos.
  3. Osteoporosis: Disminución marcada de la DMO con riesgo de complicación. Se recomienda dieta rica en calcio o suplementos de calcio y vitamina D. Medidas para evitar fracturas y medidas farmacológicas entre las que podemos encontrar: moduladores selectivos de los receptores estrogénicos, bifosfonatos, denosumab y teriparatida.

 

Ejercicios para evitar la aparición de esta enfermedad

“Los ejercicios que más se recomiendan son ejercicios de carga e impacto en pacientes con poca o ninguna alteración de la densidad mineral ósea” explica el experto en reumatología. Además, añade que la actividad aeróbica moderada como caminar, siempre es una buena alternativa para mantener nuestros músculos y una adecuada capacidad funcional.

Por último, “se recomienda evitar aquellos ejercicios en ingravidez como la natación, ya que elimina el estímulo osteoformador que el propio peso realiza sobre el hueso”.

Etiquetas
osteoporosis, huesos, salud ósea

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.