No te asustes, la menopausia puede durar hasta cinco años

Por Lamarca Well

Nos pasa a todas. Es una etapa ineludible de la vida y es importante que hablemos de ella. La menopausia es el cese natural, o detención, de nuestro ciclo menstrual, y marca el fin de la fertilidad. La mayoría de las mujeres en España experimentan la menopausia a los 51 años (en promedio), pero un daño pélvico u ovárico puede causar una menopausia repentina a una edad más temprana. La genética o enfermedades no diagnosticadas también pueden incidir en un adelanto de esta etapa.

La menopausia no es una enfermedad ni un trastorno. Esta época de la vida de una mujer suele estar llena de otras transiciones además de las físicas: puedes estar cuidando a tus padres o familiares mayores, apoyando a tus hijos en su paso a la edad adulta o asumiendo nuevas responsabilidades en el trabajo.

Algunas mujeres no tienen ningún problema con los síntomas de la menopausia e incluso pueden sentirse aliviadas cuando ya no tienen que preocuparse por las menstruaciones dolorosas o por quedarse embarazadas. Para otras mujeres, la transición de la menopausia puede traer consigo sofocos, problemas para dormir, dolor durante las relaciones sexuales, mal humor e irritabilidad, depresión o una combinación de estos síntomas. Algunas pueden decidir hablar con su médico sobre cambios en el estilo de vida o medicamentos para tratar sus síntomas.

 

¿Cómo sabemos que llegamos a la menopausia?

La menopausia se diagnostica después de que transcurran doce meses sin que tengas un período y puede provocar muchos cambios en tu cuerpo. Esto ocurre como resultado de la disminución de la producción de estrógenos y progesterona en los ovarios y los síntomas pueden incluir sofocos, subida de peso o sequedad vaginal, así como aumentar el riesgo de padecer ciertas enfermedades como la osteoporosis.

Los efectos de este cambio en tu cuerpo no sólo son físicos sino también emocionales. Pueden ocurrir síntomas de ansiedad, depresión, irritabilidad, inseguridad, miedo, desconfianza, cambios en la memoria, sentimientos de inferioridad y el más frecuente es el insomnio .


 

¿Cuánto tiempo dura la menopausia?

El proceso de cambios en nuestro cuerpo es variable. En algunas mujeres, el inicio de la disminución de la función ovárica puede comenzar años antes. Otras seguirán teniendo la menstruación hasta finales de los 50 años. Sin embargo, desde el comienzo de la transición hasta el cese definitivo de los periodos pueden ocurrir unos cinco años.

La mayoría de las mujeres dejan de tener la menstruación entre los 45 y los 55 años. Se cree que la edad de la menopausia está determinada genéticamente, pero factores como el tabaquismo, el estrés o algunas medicaciones pueden acelerar el declive de los ovarios y pueden provocar una menopausia más temprana.

 

¿Cómo es el proceso de la menopausia?

La perimenopausia es la transición hacia la menopausia. Esto significa que la producción de hormonas de los ovarios empieza a disminuir. Es posible que empiece a experimentar algunos síntomas comúnmente asociados a la menopausia, como los sofocos. Los cambios menstruales comienzan alrededor de 4 años antes de la menopausia, aunque este no es el caso para todo el mundo. Los periodos se hacen intermitentes, menos abundantes

La menopausia ocurre cuando los ciclos menstruales se acaban definitivamente. Cuando dejes de tener períodos durante 12 meses consecutivos, habrás entrado en la menopausia. El grupo étnico, el comportamiento y el ambiente pueden influir sobre el momento en que ocurre.

Tras la menopausia, las mujeres entran en la posmenopausia. Las mujeres posmenopáusicas son más vulnerables a las enfermedades cardíacas y a la osteoporosis. Durante este periodo, es importante seguir una dieta saludable, mantenerse activa y asegurarse de consumir suficiente calcio para tener una salud ósea óptima.

 

¿Qué hormonas están cambiando?

 

Estrógenos. Al ser la principal hormona "femenina", el estrógeno promueve el crecimiento y la salud de los órganos reproductores femeninos y mantiene la vagina hidratada, elástica (estirada) y bien provista de sangre. Los niveles de estrógeno suelen disminuir durante la perimenopausia, pero lo hacen de forma irregular. A veces puede haber más estrógeno durante la perimenopausia que en el pasado.

 

Progesterona y testosterona. Además de los estrógenos, los niveles de otras hormonas producidas por los ovarios -progesterona (otra hormona femenina) y testosterona (una hormona andrógena masculina producida en niveles más bajos en las mujeres)- también cambian durante los años de la mediana edad, pero no está directamente relacionadas con la menopausia.

 

¿Qué síntomas provoca la reducción de los niveles de estrógeno en mi cuerpo?

El estrógeno es utilizado por muchas partes del cuerpo de la mujer. Como explica la Asociación Norteamericana sobre la Menopausia (NAMS) a medida que los niveles de estrógeno disminuyen, se pueden presentar diversos síntomas. Muchas mujeres experimentan síntomas leves que pueden tratarse con cambios en el estilo de vida, como evitar la cafeína o llevar un abanico en el bolso. Algunas mujeres no requieren ningún tratamiento, pero para otras los síntomas pueden ser más graves. La gravedad de los síntomas varía mucho en todo el mundo..

Estos son los cambios más comunes que te pueden ocurrir, según lo explica la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia. Algunos pueden formar parte del envejecimiento y no estar directamente relacionados con la menopausia.

 

Cambio en la menstruación. Esto puede ser lo primero que notes. Es posible que tus periodos ya no sean regulares. Pueden ser más cortos o durar más. Puede sangrar más o menos de lo habitual. Todos estos cambios son normales, pero para asegurarse de que no hay ningún problema, acude a tu médico si:

 

 

Sofocos. Muchas mujeres tienen sofocos, que pueden durar muchos años después de la menopausia y están relacionados con los cambios en los niveles de estrógeno. Un sofoco es una sensación repentina de calor en la parte superior o en todo el cuerpo. La cara y el cuello pueden enrojecerse. Pueden aparecer manchas rojas en el pecho, la espalda y los brazos. Luego, pueden producir sudores y escalofríos. Los sofocos pueden ser muy leves o lo suficientemente fuertes como para despertarte (llamados sudores nocturnos). La mayoría de los sofocos duran entre 30 segundos y 10 minutos. Pueden ocurrir varias veces por hora, varias veces al día o sólo una o dos veces por semana.

 

Incontinencia. La pérdida de control de la vejiga se denomina incontinencia. Es posible que tengas una necesidad repentina de orinar, o que se te escape la orina al hacer ejercicio, estornudar o reír. El primer paso para tratar la incontinencia es acudir al médico. Las infecciones de la vejiga también pueden producirse en la mediana edad.

 

El sueño. Algunas mujeres empiezan a tener problemas para dormir bien. Tal vez no puedas conciliar el sueño fácilmente, o te despiertes demasiado pronto. Los sudores nocturnos pueden despertarte. Y si te despiertas durante la noche, puedes tener problemas para volver a dormirte.

 

Salud vaginal. Después de la menopausia, la vagina puede volverse más seca, lo que puede hacer que las relaciones sexuales sean incómodas.

 

Cambios de humor. Es posible que te sientas de peor humor o más irritable en la época de la menopausia. Es posible que el estrés, los cambios familiares o la sensación de cansancio sean la causa de estos cambios de humor.

 

Cambios en el cuerpo. Tu cintura podría aumentar. Podrías perder músculo y ganar grasa o sentir rigidez y dolor en las articulaciones. Tu piel puede volverse más fina. Puedes tener problemas de memoria. Los investigadores están estudiando estos cambios y su relación con las hormonas y el envejecimiento.

 

Además, para algunas mujeres, los síntomas pueden incluir dolores y molestias, dolores de cabeza y palpitaciones. Dado que los síntomas de la menopausia pueden estar causados por los cambios en los niveles hormonales, es impredecible la frecuencia de los síntomas y su gravedad.

 

¿Qué podemos hacer?

Llevar una dieta balanceada, sin aditivos ni azúcares refinados, hacer ejercicios a diario, experimentar con la meditación y el yoga u otras formas de balance espiritual y mental son formas de cuidar tu cuerpo y tu mente para pasar por esta etapa de la vida.

También están disponibles las terapias de reemplazo hormonal, para lo cual es recomendable que hables con tu médico.

 

Etiquetas
menopausia, mujer, salud, menstruación

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.