Educa tu algoritmo

Por Beatriz Ticali

 

Esta columna es parte de nuestra serie #WellWednesday donde distintos expertos comparten información, experiencias y sus filosofías de bienestar.

 

"Algoritmo”. Una palabra que jamás habíamos utilizado en nuestras vidas hasta hace unos pocos años, que llegó para cambiar nuestra manera de consumir contenido, productos, películas y series. No nos quedó de otra que aprender qué era. Por mi parte, gracias al trabajo, paso mucho tiempo de mi día en las redes sociales, lo que me ha permitido entender el algoritmo desde el punto de vista emocional para mantener mi salud mental lo más estable posible. 

Todos hablamos del fulano algoritmo como si fuese nuestro mejor amigo y cada vez existe mayor interés por conocerlo mejor y controlarlo. Me di cuenta que dependiendo de mi estado de ánimo y la relación que tenga conmigo misma en ese momento, el contenido que me muestra el algoritmo ayuda a la pronta destrucción o recuperación de una mejor autoestima y tranquilidad mental. 

 

El algoritmo es un reflejo de tu alma

Es simple lógica. Si se supone que el algoritmo está diseñado para conocer tus patrones de búsqueda y mostrarte lo que te gusta e interesa, pero sólo te muestra contenido que te hace sentir mal, entonces es momento de entender que algo no está bien.

Piénsalo. La única razón por la que te enseña contenido dañino para ti es porque tú lo estás consumiendo, por ende él entiende que eso es lo que disfrutas. Entonces, la clave no está en culpar a las redes, al algoritmo o a cualquier creador de contenido que te consigas mal parado, sino buscar la verdadera razón por la cual estás consumiendo contenido que sabotee tu salud mental.

 

He’s a fast learner

Una vez que entiendes que tienes el poder de cambiar lo que consumes, lo primero que puedes hacer es un detox de las cuentas que sigues. La idea es hacer este ejercicio de manera consciente, revisar la lista con detalle y serte fiel a la hora de responder la pregunta “¿Esta cuenta me suma o me resta?”. Te vas a sorprender con la cantidad de perfiles innecesarios que solo te roban energía y tiempo.

Después de haberte encargado de tu Home Page, es momento de meterte en el explorador y, de nuevo, de manera consciente observar con atención el contenido que sale e identificar cuál es el que te afecta de manera negativa. Para darte un ejemplo, hace unos años mi explorador estaba repleto de modelos talla XS, operaciones estéticas y fotos virales de personas famosas… lo sé, realmente tóxico. Identifiqué que este era el tipo de contenido que me cargaba emocionalmente y decidí hacer algo al respecto. Después de todo, las redes son para entretenerse, no para sufrir.

 

Ahora sí, comienza la educación del algoritmo.

El algoritmo te conoce, sabe tus gustos, tu ubicación, qué capta más tu atención, con qué tipo de contenido interactúas más. Con esa información se encarga de organizar y filtrar el contenido que te muestra, dándole prioridad a lo que haga match contigo.

La idea es que pases varias semanas concentrado en consumir contenido de calidad, pasar tiempo a propósito en publicaciones que te hagan sentir bien, guardarlas, enviarlas y comentar si es necesario. El algoritmo simplemente cuenta la cantidad de tiempo que pasas en publicaciones como estas y comienza a priorizarlas. 

Diviértete buscando nuevas cuentas que vayan con tus gustos actuales. Hay miles de perfiles de arte, música, ejercicio, comida, salud mental, entre otros, que te van a enriquecer el alma. Recuerda que eres libre de crear el micro universo que quieras dentro de tu pantalla, y lo interesante es volverlo tu propio oasis.

 

No está en tu contra

Si no ves cambios inmediatos, debes tomar en cuenta que has consumido contenido “dañino” por mucho tiempo y, de vez en cuando, el algoritmo te lo va a volver a mostrar simplemente para asegurarse de que ya no te interesa. No está en tu contra, sólo te quiere complacer. Te toca aplicar el autocontrol y no ceder ante la tentación de contenido que no sea enriquecedor para lograr que desaparezca de tu explorador y de tu vida.

Piensa en las redes como aplicaciones de entretenimiento, crecimiento y alegría y proponte tratar tu cuenta como tu casa: en la vida real, no dejamos entrar a cualquiera a nuestro hogar,  haz lo mismo con tu perfil. 

Somos lo que consumimos, en todos los sentidos. 

 

Etiquetas
amor propio, wellness wednesday, relación personal, algoritmo

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.