El cambio que (no) queremos ver

Por Fernanda de la Puente

 

Esta columna es parte de nuestro espacio #WellWednesday donde distintas voces y expertos comparten información, experiencias y filosofías de bienestar.

 

A menudo queremos ver cambios, sentirnos distintos y transformados. Sin embargo, para alcanzar esa transformación que nos gustaría ver en nuestra vida, debemos ser pacientes y confiar: cuando llegue el momento adecuado, los pequeños cambios subyacentes que han ido sucediendo debajo de la superficie, se manifestarán como una gran transformación. 

No hace falta viajar, mudarse de casa, cambiar de relación, o cortarse el pelo para ver un cambio en nuestra vida. Todo siempre está en constante movimiento y transformación, lo veamos o no. 

El clima ha cambiado de calor a frío y de nuevo a calor ¿y qué hacemos? Nos adaptamos a él. Nos vestimos de acuerdo al clima cambiante. No nos resistimos, insistiendo en salir en bikini a la calle en octubre. Dejamos que el clima nos de forma, permitimos que el cambio nos transforme.

En la naturaleza nada es estático. Las plantas crecen, las hojas se caen y luego vuelven a florecer, las mareas suben y bajan, la luna se llena y desaparece, el viento sopla y las estaciones varían. Si pudiéramos fijarnos un poco más en el espíritu cambiante del mundo natural, entenderíamos mejor que nuestra naturaleza es la del cambio y que nada se mantiene igual.

Somos seres emocionales y las emociones son fluidas y cambiantes. Es por esto que hay que crear espacio interior para permitir que se muevan. Hay que sentirlas para luego soltarlas y darle espacio a lo siguiente. De lo contrario, perdemos nuestra habilidad de vivir cada momento con placer y espontaneidad.

Sin embargo, existe una parte en nosotros que le tiene mucho miedo al cambio y nos resistimos a él, aferrándonos firmemente a nuestras creencias, ideas y nociones porque no queremos que nada ni nadie derrumbe todo lo que nuestro ego se ha esforzado tanto en construir. Pero no olvidemos que cuando apoyamos el cambio, un camino nuevo se abre con aprendizajes y horizontes distintos. 

En tono de “Re”

¿Cómo podemos evitar darnos por vencidos cuando no vemos resultados de inmediato? Los pensamientos son la esencia de cada palabra y acción, y al observar nuestros pensamientos, podemos reconocer nuestros patrones. No hay nada más liberador que saber que no estamos fijados una idea rígida y estática de nosotros mismos y de los demás, sino que tenemos la flexibilidad interior para re-evaluar, re-dirigir, replantear y re-inventarnos siempre y en cada momento. 

No me refiero a re-invenciones extremas, ni a cambios radicales, sino a aquellos cambios sutiles que podemos lograr en el día a día. Por ejemplo, nos sentimos enfadados o resentidos por algo que ha sucedido, y sustituimos esos sentimientos por sus opuestos: alegría y gratitud. 

¿Cómo? Debemos primero aceptar la reacción o emoción que se ha generado en nosotros mismos, y crear más espacio para poder así mirar desde otro punto de vista y elegir una ruta alterna para redirigir la situación actual con perspectiva.

 

Tiempo de yoga

Así como el yoga nos ayuda a ser flexibles de cuerpo, también nos invita a ser flexibles de mente y temperamento, apoyándonos así a cambiar de un estado de ánimo a otro con facilidad sin quedarnos estancados o atrapados en ningún estado emocional en particular. Los niños son muy sabios y emocionalmente saludables en este sentido: pasan del llanto a la risa en un instante y no guardan resentimientos contra nadie ni nada, tienen una capacidad increíble para olvidar y volver al juego.

¿Pero qué significa realmente cambiar? Según la filosofía del yoga, algo es eterno cuando su esencia no se ve afectada mientras se transforma. Shri Brahmananda Sarasvati, fundador y director espiritual de la Yoga Society of New York, escribe que los elementos centrales de todo el universo material son electrones, protones y neutrones. No cambian. Lo que cambia es su orden y disposición, por lo que vemos diferentes formas y hechos. Nuestra esencia no cambia, lo que cambian son las circunstancias en las que nos encontramos.

Es esencial cultivar la apertura y el espacio interno para adaptarnos y permitir que se produzcan todos los cambios necesarios para nuestra evolución. Debemos colaborar con nuestro propio proceso de reprogramación, redefinición y finalmente reescritura de nuestra historia. Podemos entonces también elegir confiar en que todo está transformándose constantemente para llevarnos a vivir el cambio que ya estamos listos para recibir.

Un cambio finalmente se hace visible en nuestra vida cuando tenemos la capacidad y la fuerza para afrontarlo. 

Recuerda: el tiempo está de nuestro lado.

Etiquetas
well wednesday, yoga, cambio

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.