Consejos para comer intuitivamente y no fracasar en el intento

Por Anabel Grisaleña

 

‘Pierde 10 kilos en 2 meses’. ‘Vuelve a entrar en tu ropa y siéntete bien contigo mismo’. Las frases sirven de ejemplo para ilustrar la industria de la dieta, que -un informe de RTVE- mueve alrededor de 72 mil millones de dólares anuales solo en Estados Unidos. Entras en una dieta, restringes alimentos y calorías hasta que pierdes algo de peso. Una vez logrado el objetivo te relajas, vuelves a coger el peso que habías perdido y tienes que empezar otra dieta. Al final, nos pasamos la vida saltando de dieta en dieta.

Las dietas hacen que estemos mental y físicamente restringidos, ansiosos y obsesionados ¿De verdad queremos pasarnos toda la vida de dieta en dieta? La solución para evitarlo es rechazando la mentalidad dietética, asegura Isabelle Junot, nutricionista, dietista y health coach. “Necesitas aprender a escuchar tus pistas internas”.

Se trata de la alimentación intuitiva, de tener una relación sana con la comida, con el cuerpo y con uno mismo. Elegir y comer alimentos que realmente nos gusten, libres de culpa, explica Junot (@isa.healthy.life), quien sugiere empezar siguiendo estos pasos:

 

1.   Empieza haciendo una lista de tus comidas favoritas.

2.   Resalta lo que te permites sin problema.

3.   Circula las comidas con las que sabes que debes tener cuidado.

4.   Trata de analizar tus comportamientos a la hora de comer (¿cómo comes?).

5.   Haz una lista de alimentos que te suelen apetecer y una de alimentos con los que sientes que pierdes el control.

6.   Elige un alimento que te apetece y comienza a permitírtelo.

 

La idea, explica la especialista, es rechazar el modo dieta, permitiendo todos los alimentos y escuchando las señales de nuestro cuerpo. Antes de comer, pregúntate “realmente tengo hambre, ¿o voy a comer por mero entretenimiento?”.

 

La satisfacción

Debemos escuchar cuando tenemos hambre, respetar cuando estamos llenos y honrar la satisfacción que esto nos produce. Solemos comer cuando toca, ya que nos han impuesto determinados horarios. Junot explica que por ello nos puede costar al principio identificar si realmente el cuerpo nos está pidiendo comida. Lo mismo pasa con la plenitud, muchas personas solo saben identificar cuando están demasiado llenos, pero no cuando están en el punto perfecto.

Para ser capaces de empezar a conectar con nuestro cuerpo, la nutricionista propone una serie de consejos a seguir:

 

- Minimizar las distracciones al comer: la televisión, el ordenador, el móvil, leer, comer con amigos.

- Comer de forma consciente: saborear la comida (sabor, textura, olor, temperatura), saber lo que estás comiendo y por que.

- Ir despacio: estar lleno se regula por el hipotálamo, que tarda unos 20 minutos en enviar las señales al cerebro.

 

Antes de comer es conveniente que nos preguntemos si realmente tenemos ganas. Pero, también es importante no esperar a estar hambrientos, pues será más probable comer más de la cuenta. Por último, advierte, es importante la satisfacción.

Junot da un ejemplo: tienes ganas de comer, te apetece una galleta, pero como lo consideras demasiado malo, te comes un yogur. Eso no es crujiente, entonces te comes tortitas de arroz. Sin embargo, eso es salado y te apetece dulce, así que te comes una manzana. Eso es aburrido y sientes que te falta algo y entonces bebes agua para llenarte. Nada de esto te ha hecho sentirte satisfecho. Así que finalmente te acabas comiendo la galleta. Te la comes con ansia y acabas terminando el paquete. Si en un principio te hubieses permitido comerte una sola, no habrías ingerido 400 calorías de golpe.

Si no estamos satisfechos con lo que comemos, es más probable que al poco tiempo volvamos a buscar comida. La alimentación intuitiva propone evitar comer lo que no nos apetece por ser más sano.

 

Cómo logramos la paz

Existe una voz en tu interior que te dice que está bien comer alimentos bajos en calorías, pero mal hacer lo contrario. Junot lo llama el policía de alimentos, y solo cuando seamos capaces de deshacernos de él entenderemos la alimentación intuitiva. Para esto, puedes comenzar identificando todas aquellas mentiras que nos dice la industria. Estas son las más comunes, según la nutricionista:

- Los carbohidratos son enemigos: son la mayor fuente de energía de nuestro cuerpo

- La fruta es azúcar: están compuestas de fibra, antioxidantes y vitaminas

- El ayuno intermitente cura todo: el desayuno es la comida más importante del día

- El arroz blanco es malo: es una fuente de energía, nutritiva y rica en fibra

- Solo 1 plátano al día, demasiados carbohidratos: están repletos de nutrientes, vitaminas y minerales

- La cebolla tiene muchos carbohidratos: son perfectas para la salud intestinal

- No comer entre comidas: comer cada 3 horas acelera el metabolismo

 

Como cambiarlo:

1.   Escribe una lista de frases que empiecen por “todo el mundo sabe que…” (en las que confíes):

- Comer mucho en la cena engorda, no deberías comer fruta después de las comidas, el azúcar es adictivo, tomar café negro por las mañanas pone en marcha el metabolismo…

2.   Ahora, escribe una lista de reglas que impones TÚ en ti mismo:

- Por ejemplo, no puedo comer pan, solo tomar leche de almendras que tiene menos carbohidratos, solo comer pasta para comer, no para cenar…

3.   Observa tu pensamiento y descubre si hay alguna argumentación científica que lo respalde. O si es ilógico o incorrecto. Cuando te des cuenta de que no es verdad, reemplázalo con algo lógico, teniendo en cuenta tu experiencia pasada con ese alimento.

 

Ejemplo:

Pensamiento de policía de alimentos: nunca debo comer carbohidratos, aunque los desee.

Experiencia pasada: cuando como carbohidratos en el desayuno o en la comida no suelo quererlos para cenar también.

Reemplaza el pensamiento: los carbohidratos me mantienen saciada por más tiempo, es seguro y está bien comer carbohidratos.

A pesar de que la cultura de la dieta no va a desaparecer, aprende a ignorar lo que dicen, que no te afecte, y sigue tu propia lógica.

Etiquetas
alimentación intuitiva, isa healthy life

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.