Lo que podemos aprender de las culturas más longevas del mundo

Por Beatriz Larrea

Esta columna es parte de nuestra serie #WellWednesdays donde distintas voces nos cuentan sus experiencias y filosofías de bienestar.

 

¿Quiéres saber cómo vivir más? Podemos aprender de otros. Analizando las culturas más longevas, con mayor cantidad de centenarios y prácticamente exentos de enfermedades degenerativas hasta muy entrados los 90 años. En seis claves podemos resumir la experiencia de las comunidades que logran vivir más años en todo el mundo: los abjasios, de Abjasia en la cordillera del Cáucaso; los habitantes de Vilcabamba, en Ecuador; los pobladores del Valle de Hunza, en Pakistán; y quienes residen en el archipiélago de Okinawa, en Japón. 

 

1. Come sano

Tienen una dieta basada prácticamente en el reino vegetal, se calcula que 99Þ su dieta viene de las plantas. Ninguno son veganos, pero limitan mucho los productos animales y, cuando comen, prefieren pescado, kéfir o animales salvajes. No consumen alimentos procesados, muy poca sal y nada de azúcar. Alrededor del 70% de su dieta viene de hidratos de carbono complejos como son legumbres, cereales integrales, frutas, verduras y tubérculos. El 15-20% viene de grasas saludables y aproximadamente un 10-15 % vienen de proteínas. Consumen aproximadamente 1.900 calorías al día, no comen mucho ni muchas veces al día. Comen menos para vivir más.  No existe el sobrepeso ni la obesidad. Entre el 50-80% de su dieta es cruda. 

La dieta de Okinawa, por ejemplo, es así: 7 porciones de verduras, 7 porciones de cereales integrales, 2 de soja (legumbre), pescado 2-3 veces por semana. Y no consumen lácteos ni carne roja.

 

2. Ten respeto a los mayores

Las cuatro culturas tienen un gran respeto por las personas mayores y la vejez es celebrada, no temida. También tienen un profundo sentimiento de cuidar y compartir con las personas mayores. A diferencia de occidente, las personas mayores se siguen sintiendo parte importante de la sociedad, los jóvenes los buscan y los admiran: siguen teniendo el sentimiento de “ser útil”. Tienen una actitud empoderada donde siguen siendo miembros activos de las comunidades y mantener sus habilidades cognitivas. En occidente valoramos la juventud y, cuando la perdemos, sentimos que “ya no servimos para nada”, esto te da un sentimiento de tristeza, abandono y desesperanza. 

 

3. Mantente activo

Las personas en estas regiones se mantienen activas hasta el día de su muerte. No están encerrados viendo la televisión todo el día. Caminan todos los días. Hacen los quehaceres de la casa. No tienen una vida sedentaria. 

 

4. Rodéate de gente que te sume  

Todas estas culturas tienen un sistema de apoyo emocional y forman parte de una comunidad. La ciencia moderna reconoce cada vez más que las relaciones amorosas e íntimas ayudan a mantenernos sanos. Es asombroso que las tasas de mortalidad en los Estados Unidos sean considerablemente más altas en las personas divorciadas, solteras y viudas. 

Unos datos concretos: el Hammond Report fue un estudio que siguió a medio millón de personas, y demostró que para los hombres, el hecho de terminar un matrimonio era casi igual de letal que el hábito de fumar. En 1965 Harvard publicó un artículo donde se afirmaba que la gente que se sentía sola tenía tres veces más probabilidades de morir durante los 9 años que duró el estudio. De hecho, demostraron que los que tenían relaciones cercanas y se sentían parte de algo (una pareja, amigos, comunidades, etc.), aún teniendo un estilo de vida insano, vivían más que los que los que se sentían solos y tenían un estilo de vida saludable. Obviamente, los que más vivían eran los que tenían relaciones positivas y tenían un estilo de vida saludable.

La medicina moderna, de la mano de la sabiduría tradicional, nos indica que nuestras relaciones con los demás son particularmente potentes para mejorar o empeorar nuestra calidad de vida. Tu conexión con otras personas (siempre y cuando sean relaciones positivas y amorosas), previene enfermedades relacionadas con el estrés y contribuye enormemente a tu salud, añadiendo cantidad y calidad de años de vida.  

Las relaciones de pareja nos marcan de una manera muy especial. Dos personas se unen y se comprometen a hacer el viaje de esta vida juntos. Abren, sanan y destruyen nuestros corazones (a veces todo al mismo tiempo). Nos dan la oportunidad para desarrollar valentía, paciencia y resistencia. Nos fuerzan a ser humildes y a ceder constantemente. Nos enseñan a ser compasivos y a perdonar. Nos dan fuerza para alcanzar nuestras metas y nuestro potencial. Son un apoyo cuando sientes que te derrumbas y celebran tus logros y alegrías contigo. La vida siempre es mejor cuando estás bien acompañado.

 

5. No tengas prisa 

No les gusta el concepto de tener prisa ni tienen estrés crónico. No conocen el término ‘deadline’. El estrés envejece prematuramente, y es un común denominador para todas las enfermedades que azotan a la civilización occidental. 

 

6. Envejecer es parte de la vida

Lo que realmente importa no es si te pones botox o la mejor crema del mercado. La realidad es que todos vamos a envejecer, estas culturas celebran la vejez, no le temen y aceptan el círculo natural de la vida. Lo que importa es enfrentarnos a nuestras experiencias diarias -incluyendo el envejecimiento- con amor y aceptación, en vez de miedo y rechazo. Lo que importa es que tu belleza interior brille a lo largo de tu vida. Todos vamos a envejecer y a morir, las decisiones saludables que tomas todos los días no son para evitar esto, sino vivir tus días llenos de logros, paz, satisfacción, autoestima y siendo la mejor versión de tí misma.  Esto es un verdadero logro. Un estilo de vida saludable alarga tus días, moviliza tus recursos internos, añade sentimientos de bienestar y comodidad y te hace sentirte bien contigo mismo. 

 

Mi consejo: 

Come bien, haz ejercicio, sé activa, medita, fortalece tus relaciones personales, evita el azúcar y los alimentos procesados, sonríe, sé amable, practica la gratitud, canta a la lluvia, camina descalzo por el césped, no pierdas el tiempo con gentes o experiencias que no te hagan feliz. Cuídate. Quiérete. Así, cuando te acerques a la muerte sabrás que hiciste lo mejor que pudiste todos los días de tu vida. Esto te dará paz.

Etiquetas
longevidad, salud, bienestar, estilo de vida

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.