¿Por qué todos hablan del magnesio?

Por Anabel Grisaleña 

 

Línea de moda

El magnesio es necesario para muchas tareas en nuestro organismo. Los músculos necesitan este mineral para contraerse, los nervios para enviar y recibir mensajes, mantiene el corazón latiendo y fortalece el sistema inmunológico. De hecho, cada célula de nuestro cuerpo lo contiene y lo necesita para funcionar.

 

En nuestro rendimiento físico el magnesio juega un papel muy importante. Algunos estudios aseguran que durante el ejercicio es posible que el organismo requiera entre 10 y 20% más de magnesio que cuando está en reposo. Esto se debe a que el magnesio ayuda a mover el azúcar en sangre, llevándolo a los músculos y haciendo que elimine el lactato (un metabolito de la glucosa), que puede llegar a acumularse durante el movimiento causando fatiga.

 

Varios estudios han concluido que unos buenos niveles de magnesio pueden mejorar el rendimiento de ejercicio para atletas, ancianos, e incluso en las personas que sufren enfermedades crónicas. Esas investigaciones han determinado que los deportistas de alto nivel que tomaron suplementos con magnesio durante cuatro semanas obtuvieron unos tiempos de carrera, ciclismo y natación más rápidos durante un triatlón. Además, también experimentaron reducciones en los niveles de insulina y hormonas del estrés.

 

¿De dónde viene el magnesio? 

Este compuesto se encuentra en la tierra, el mar, las plantas, los animales y en el cuerpo humano. Un 60% del magnesio del cuerpo se encuentra en los huesos, mientras que el resto lo podemos encontrar en los músculos, tejidos blandos y líquidos como la sangre.

 

Es un elemento químico que está involucrado en más de 300 reacciones de nuestro cuerpo: creación de energía, formación de proteínas, mantenimiento de los genes, regulación del sistema nervioso y movimientos musculares, entre muchos otros. El problema está en que, por desgracia, los estudios sugieren que el 50% de las personas en Europa y Estados Unidos obtienen menos de la cantidad diaria recomendada de magnesio.

 

 

¿Qué ocurre si tengo un déficit de magnesio?

 

Dado que este compuesto forma parte de muchos procesos claves del organismo, una falta de magnesio puede causar graves desórdenes en nuestro cuerpo. Se verán afectados algunos procesos vitales como los que regulan los electrolitos, pudiendo causar: disminución del calcio en el cuerpo o alteraciones de niveles de potasio. Una pérdida de calcio en los huesos que podría ocasionar osteoporosis y alterar la contractibilidad muscular.

 

Además de esto, la falta de magnesio puede provocar fallos en el sistema nervioso y en el muscular. Algunas de las patologías que tienden a aparecer son la irritabilidad, calambres, temblores, síntomas de vértigo o mareos o problemas con el funcionamiento cardiovascular.

 

En caso de que el déficit sea muy severo, puede incluso llegar a ocasionar problemas de mayor gravedad como la aparición de convulsiones o el coma. La falta de magnesio a niveles tan alarmantes puede producirse a causa de problemas renales o enfermedades gastrointestinales.

 

 

Magnesio en los alimentos

 

Sufrir un déficit de magnesio es algo complicado, pues es un compuesto que se encuentra en bastantes alimentos. Por lo general, aquellos que lo contienen suelen ser semillas, frutos secos o cereales integrales. Aquí les dejamos una lista de alimentos altos en magnesio:

 

 

 

 

Etiquetas
magnesio, deporte, alimentos

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.