El único hombre en las clases de Tracy Anderson 

Por Ricardo Morvay

 

Conocí Tracy Anderson hace muy poco, solo porque abrió el estudio aquí en Madrid. Desde siempre asocié este gimnasio únicamente a mujeres. De hecho, alguna vez para explicarlo he hecho referencia a los míticos vídeos de Jane Fonda, porque así de femenino me lo imaginaba.

Hace un año nos regalaron una clase al equipo del LAB Lamarca para poder tener una opinión de las clases, que se dan justo al lado de la tienda. Así fue como por fin entendí qué era el método de Tracy Anderson, y desde entonces fui capaz de explicarlo mejor cada vez que me lo preguntaron.

Un año después, en el que crecí mucho en la vida del ejercicio, quise probar de nuevo. Esta vez iré a 5 clases. Ya voy por la tercera, y aunque en todas he sido el único hombre, cada vez me doy cuenta de lo erróneo que es pensar que TA es solo para mujeres.

De tener que evaluar del 1 al 10, le daría un 8 de dificultad. Sinceramente es un 8 para cualquier ser humano. Si has probado Bikhram yoga (que es notoriamente más lento), entrenar en un salón con calefacción y humedad (y mascarilla, sí) le suma una dificultad enorme a cualquiera. 

Como hombre, nunca he estado tan familiarizado con el ritmo, ningún deporte típico asociado a lo masculino te prepara para seguir una secuencia de movimientos, ni tampoco para tener equilibrio ni elasticidad. Así que, volviendo al puntaje de dificultad para cualquiera, a lo mejor sí que hay una desventaja como hombre. En cierta parte, me atribuyo poder hacer tan bien la clase por haber hecho karate unos años, así que por asociación creo que de “femenino” tiene poco.

Lo bueno es que a diferencia de muchos deportes típicos del sexo femenino (natación, gimnasia, ballet), en el estudio no estás compitiendo. Todo lo contrario, cuando volteas a ver a las compañeras siempre te sonríen o te alientan. Si tienes la cabeza agachada y no puedes ver a la trainer delante, siempre puedes apoyarte mirando a alguien más. Eso te motiva a ti mismo a hacerlo mejor si piensas que alguien entonces podría apoyarse en ti. Al final, la sinergía de toda la sala fluye para que nadie se rinda, para que todos puedan seguir los movimientos y para que al salir se feliciten de haber conseguido acabar.

Por mi parte, me siento muy cómodo rodeado de mujeres, siempre han estado presentes en mi vida. Sin embargo, aliento a los hombres a probar esta experiencia. Nadie te juzgará por intentarlo, te dolerán músculos que nunca habías usado, sudarás más que en cualquier sesión de gimnasio, pero, sobre todo, vivirás una experiencia única.

 

Etiquetas
tracy anderson method, deporte, ejercicio

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.