LGBTQ+: erradicar la discriminación para mejorar su salud 

Poco más de medio siglo tiene celebrándose –cada 28 de junio– el Día del Orgullo Gay. Recuerda una brutal redada policial que ocurrió en New York (EEUU) en 1969, cuando varios funcionarios tomaron el Stonewall Inn, un local nocturno frecuentado por miembros de la comunidad LGBTQ+. La discriminación fue tal, que atizó una serie de protestas de este grupo social en exigencias de sus derechos.

Y aunque en 52 años mucho camino se ha transitado, la comunidad se enfrenta todavía con los prejuicios. Amnistía Internacional ha advertido que es necesario erradicar la homofobia y la transfobia para “salvar vidas”, pues el acoso a personas que se identifican con este grupo los pone “en una situación de grave peligro de sufrir daños físicos y psicológicos. Toda persona tiene derecho a la vida, la libertad y la seguridad”.

 

¡Hay que visibilizarlo!

Por Xabier Larrañaga

 

Tener una orientación sexual diferente a la “normal” tiene consecuencias negativas. Puede que muchas personas no lo sepan porque no se han visto afectadas de manera directa, o simplemente le restan importancia.

Es casi imposible para cualquiera fuera de la comunidad LGBTQ+ entender la cantidad de hate crimes que suceden diariamente. “Ya eso es normal”, parece sencillo decirlo. Pensaríamos que hemos avanzado mucho en pleno siglo XXI, viviendo en un mundo moderno donde la forma de pensar ya no es tan retrógrada.

Hoy, por más que quieras, no puedes llegar a cualquier juzgado y solicitar una cita para una unión con tu pareja porque “ya es normal” (ALERTA DE SPOILER: para ellos aún no lo es). Si legalmente no es posible hacerlo, pues lo siento, nadie te va a casar. A lo mejor no es porque el juez sea homofóbico, simplemente no procede porque “no es legal”.

"A ver, señor ¿Con quién tengo que hablar? ¿Con la Constitución?”, te preguntas. Sí, pues básicamente es a donde te remiten. Aunque vivo en España, soy venezolano, un país donde el matrimonio igualitario no es legal, así como en otras 162 naciones del total de 194 que existen en el mundo: sólo en 15,9% de los países es legal lo que en muchos lugares ya se considera “normal”.

La discriminación no ocurre solo en el matrimonio. Hay otros factores donde nos vemos afectados. Hace unos días una polémica en Twitter captó mi atención: se estaba hablando de la donación de sangre por parte de personas que mantienen relaciones con otras de su mismo género. Sinceramente, el caso no tenía ninguna novedad para mí, a lo largo de los años he donado sangre en múltiples ocasiones y en todas tuve que responder la misma pregunta en el cuestionario previo: “¿Has mantenido relaciones sexuales con personas de tu mismo género?”

Siempre respondí de la misma manera: “No”. Mentía. Estando en mis veinte años, siendo deportista, una persona sana y juiciosa, me resulta absurdo que no se me permita donar sangre a alguien que lo necesita. A muchas personas les parecerá que tiene sentido esta prohibición –que incluso se produce en países como Alemania– ya que siempre se ha dicho que la comunidad LGBTQ+ es un grupo más propenso a sufrir enfermedades de transmisión sexual, cosa que es una total misconception: ser gay, lesbiana, bisexual, o cualquiera que sea tu orientación, no te hace propenso, a diferencia de tener relaciones sexuales sin protección.

Somos muchos los que estamos orgullosos de ser quién somos y no nos importa demostrar a quién queremos, pero solo porque una ley no nos permite hacer algo muchas veces nos vemos forzados a bajar la cabeza y negar quién realmente somos.

Por muchas razones como esta es que junio se ha convertido en el mes del orgullo, que busca visibilidad, que busca informar a millones de personas, sensibilizar y demostrar que no hay algo correcto, algo “normal”, algo “natural”.

Me despierto todos los días y les juro que no me siento nada artificial, más normal y natural no me puedo sentir. Trabajo cada día por lo que quiero, hago ejercicio para lograr los objetivos que busco y muchas otras cosas más como cualquier persona “normal”. Sé que como yo hay millones de personas del colectivo que buscan lo mismo: lo mejor para ellos y sus seres queridos. Siéntanse orgullosos.

 

Etiquetas
lgtbq, orgullo gay

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.