Hasta la “Nonna” probaría una de estas pastas alternativas

Imagen: Roots Lamarca

 

Por Anabel Grisaleña

 

¿Cómo hacer dieta para perder peso sin dejar de comer pasta? Es muy probable que hayas escuchado que debes evitar comerlo, al tratarse de alimentos ricos en hidratos de carbono y el alto contenido de calorías que contiene. La buena noticia es que hoy puedes encontrar múltiples alternativas. 

Existen varios tipos de pasta bajas en carbohidratos que nos ayudan a dejar de comer la versión de trigo duro en grandes cantidades. Estas opciones están hechas a base de cereales diferentes al trigo, a los que denominan “antiguos” -según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)- porque hasta hace poco estos cereales ni se usaban ni se producían en abundancia.

En las tiendas Roots han sumado recientemente algunas de estas pastas artesanales, ya disponibles en la Calle Fernando VI (Madrid) a partir de las 18:00h, nos cuenta la encargada de marketing y redes sociales, Adriana Grossmann. Y para aquellos que prefieran prepararlas en casa, las pueden conseguir en cualquier local de Roots en la sección del active life market. 

Aquí te dejamos 5 alternativas muy saludables si te quieres sumar a la tendencia de las pastas alternativas con el objetivo de bajar la cantidad de carbohidratos, por que estas realizando una dieta paleo o sin gluten; o para aumentar la ingesta de verduras, vitaminas y minerales:

 

1. Pasta hecha de legumbres

Dos tipos de pasta muy comunes son aquellas elaboradas a partir de garbanzos o lentejas ya que, a pesar de seguir siendo una fuente rica en carbohidratos también lo son en proteínas y fibra. Además de esto, la pasta de legumbres no tiene gluten, por lo que es una buena opción para las personas celiacas. Así como para aquellos que sufren alguna alergia a las legumbres, pues muchas veces se les quita la piel antes de procesarlas.

En Roots ya han incluido un tipo de pasta elaborada a base de lentejas: “Strozzapreti de lentejas”. Este plato además viene acompañado de champiñones, brócoli, rúcula, nueces y pesto de tomates secos. Y otra pasta a base de garbanzos: “Trucioli de garbanzos” acompañado de espárragos, champiñones, tomates cherry, espinaca y pesto kale.

Estos platos te ayudarán a mantener tus niveles de glucosa en sangre para que no se eleven y, además, contribuyen a la saciedad. 

 

2. Pasta hecha de arroz

A pesar de que siempre hemos metido el arroz y la pasta dentro del mismo saco, existen propiedades específicas que diferencian estos dos alimentos. Por ejemplo, la pasta de arroz no contiene gluten, por lo que al igual que la de legumbres, es ideal para las personas celiacas.

A pesar de ser una fuente de carbohidratos, proporciona un aporte de calorías algo inferior al de la pasta tradicional. Y su bajo contenido en sodio y colesterol la convierten en la dieta perfecta para personas que sufren de enfermedades como la hipertensión.

En Roots también han incorporado la pasta de arroz a su carta con su nuevo plato de “maccheroni de arroz y maíz”, que viene acompañado de calabacín, kale, espárragos, brócoli y alioli. Aprovecha el alto contenido en fibras de este plato para regular el proceso de digestión y el tránsito intestinal en general. Ya que la pasta de arroz puede ayudar a solucionar problemas gastrointestinales.

 

3. Pasta de Quínoa

También sería ideal para los celíacos ya que no contiene gluten. Además, según la OCU, la pasta de quínoa aporta más proteínas y más grasas que la de trigo. Y es uno de los pocos alimentos vegetales que se consideran una proteína completa (al contener los 9 aminoácidos esenciales). 

Este alimento contiene una alta cantidad de nutrientes como el hierro, vitaminas de tipo B, magnesio o calcio. Y debido a su alto contenido en fibra, también ayuda a reducir los niveles de colesterol y de azúcar en sangre. Lo que ayuda al sistema digestivo, y todo lo que sea fácil de digerir también es amigable para el intestino. 

 

4. Pasta de calabacín

Es común encontrar este tipo de pasta en forma de tallarines, o lo que ahora algunos conocen como “zoodles”. El calabacín es un alimento muy bajo en grasas saturadas, sodio y colesterol, por lo que se considera muy bueno para el organismo en general. De igual modo, también aporta unos niveles bajos de calorías, pues 100 gramos de calabacín solo supondrán 16 calorías.

Es una fuente que aporta un gran valor nutricional, ya que contiene muchas proteínas, fibras, ácido fólico, magnesio, hierro, potasio, así como vitaminas A, C, B6 o K. Por tanto, si eres una persona con hipertensión, problemas digestivos, sobrepeso, estreñimiento o retención de líquidos: la pasta de calabacín será tu alternativa ideal.

Otro de los beneficios del calabacín es que suele ser bien acogido por los más pequeños de la casa debido a su sabor y textura. El calabacín suele ser una de las primeras hortalizas que comen los niños. Así que si aún no sabes como empezar con la dieta nutritiva de tus hijos, quizás la pasta de calabacín sea una buena opción. 

 

5. Pasta de Espirulina

Especialmente para las personas deportistas, la pasta de espirulina puede ser una buena opción dado a su alto nivel de carbohidratos por proteína: contiene una cantidad 20 veces superior a la soja y casi 400 veces más a la de la carne de vaca.

La espirulina es un alga rica en clorofila, omega 3, omega 6, vitamina B y en minerales como el magnesio, calcio, potasio, hierro o zinc. Además de esto, también se pueden encontrar en ella 21 aminoácidos (de los 23 que se conocen hoy en día), por lo que puede contribuir a ganar masa muscular.

Otro beneficio para los deportistas es que gracias a la alta cantidad de proteínas de fácil absorción y de antioxidantes, les ayuda a recuperarse después de una intensa jornada de ejercicio físico. Y gracias a su contenido en calcio y magnesio, les ayudará a evitar calambres.

 

Etiquetas
pasta alternativa, legumbres, arroz, quínoa, espirulina, calabacín, roots

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.