¿Sabes lo que tiene tu protector solar?

Por Anabel Grisaleña

 

Se acerca el verano y, con él, la necesidad de aumentar el cuidado de nuestra piel. En temporadas de altas temperaturas, los productos de protección solar nos acompañan a diario y, a pesar de ser un proceso que llevamos repitiendo toda la vida, jamás nos habíamos parado a pensar en los ingredientes que los componen.  

La mayoría de los productos comerciales están formados por estos componentes, que ayudan a filtrar los rayos UV: oxibenzona, homosalato y octocrileno. Durante el último año, la Comisión Europea ha publicado un informe preliminar que advierte sobre un descubrimiento: algunas marcas modificaron el límite de concentración de la oxibenzona al 2,2% y el del homosalato al 1,4%, poniendo en riesgo la salud. 

La normativa europea es mucho más estricta que la de Estados Unidos, donde el límite de concentración de ambos químicos son 6% (oxibenzona) y de 15% (homosalato) ¿Cuál es el riesgo real de estas sustancia? Hemos decidido elaborar una lista de los ingredientes que debemos evitar a la hora de comprar un protector solar, para que descubras cuál es el más adecuado para tu salud.   

1. Oxibenzona

Se trata de uno de los componentes más habituales en las cremas solares, pero está demostrado que afecta tanto a los humanos (absorción de la piel) como a la biosfera (esparcimiento en el agua). Parte de este compuesto se absorbe por la piel, llegando a atacar el corriente sanguíneo. Algunos centros para el Control y Prevención de Enfermedades, al hacer pruebas médicas, encontraron este compuesto en casi todos los estadounidenses: aquellos que se habían aplicado crema solar, tenían niveles aún más altos de la sustancia. La oxibenzona puede provocar riesgo de cáncer de mama y endometriosis al actuar como un disruptor endocrino. 

Varios países ya han prohibido la venta de protectores solares que contengan este ingrediente ya que perjudica la vida acuática. Nos metemos en el mar y en las piscinas con el protector solar, pero los depuradores comunes no detectan la sustancia por lo que es devuelta al agua de consumo. Asimismo, el químico contribuye al blanqueamiento de los corales, haciendo no solo que estos pierdan su color, sino también que mueran. Esto se puede observar ya en los corales de los arrecifes de Hawái.  

2. Homosalato

Este químico sirve como filtro UV ampliamente utilizado en protectores solares. Hasta hace poco, el máximo de concentración seguro definido por la Comisión Europea era del 10%, hasta que recientemente se cambió al 1,4%. La razón detrás de esta decisión se basó en una posible alteración endocrina

Según algunos estudios médicos, puede tratarse también de un contaminante hormonal, al inferir en procesos con estrógenos, andrógenos y progesterona. Esto haría que actuará como antiandrógeno, que sería el efecto opuesto al que tienen las hormonas masculinas.  

3. Octisalato

Este ingrediente del protector solar también sirve como filtro UV y se considera altamente tóxico debido a su fácil y rápida absorción a través de la piel.  Debido a esto, se relaciona con la dermatitis alérgica de contacto y también se considera que puede tener efectos endocrinos al unirse al receptor de estrógenos.  

La razón por la que absorbe la crema solar es para que la duración de esta en la piel sea mayor. No obstante, se relaciona con muchos problemas como pueden ser el daño al sistema inmunitario o la aparición de alergias

4. Octocrileno

Es posible que esta sustancia provoque dermatitis de alta gravedad al ser expuesto a la luz (por lo que no tiene sentido alguno que se utilice para protectores solares). Además, este químico también se acumula en los tejidos de la piel, pues se absorbe rápidamente.  

Muchas veces este químico está contaminado por el carcinógeno benzofenona. Un estudio llevado a cabo por Investigadores del Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia, ha descubierto que, al cabo de un año, el octocrileno se transforma en benzofenona. Esta sustancia puede afectar el sistema hormonal, el metabolismo e incluso reducir la fertilidad tanto en hombres como en mujeres. 

5. Metoxicinamato de etilhexil 

Actúa como un filtro ultravioleta, es uno de los más utilizados y se considera un disruptor endocrino al afectar a la hormona tiroidea. Al igual que muchos de los compuestos, este también se acumula en el cuerpo, pudiendo afectar al desarrollo neurológico y al reproductivo

Debido a su penetración en la piel de entre el 1-9%, la asociación Environmental Working Group (EWG) le ha dado una puntuación de peligrosidad de un 8/10, considerándose el ingrediente más tóxico que compone la crema solar. 

6. Avobenzone

Se trata de un filtro que protege de los rayos ultravioletas y que se usa normalmente junto con otros ingredientes activos orgánicos para garantizar una protección efectiva, y evitar que se descomponga cuando le da el sol. 

Este químico está relacionado con la aparición de reacciones alérgicas, alteración del sistema endocrino y bloqueos en los efectos de la testosterona. 

7. Palmitato de retinol 

El retinol es una forma activa de vitamina A. Estos retinoides provocan una sensibilidad excesiva al sol, es decir, que las zonas en las que nos aplicamos retinol se quemarán con mayor facilidad. Incluso es más probable que aparezcan manchas provocadas por el sol. Además, abusar de este ingrediente puede llegar a causar una acumulación de vitamina A que puede llegar a afectar el desarrollo fetal, llegando a provocar malformaciones. 

Para conocer más sobre los ingredientes que lleva tu crema solar, no dudes en probar la aplicación INGRED, que te proporcionará un listado de los componentes perjudiciales para la salud. También puedes averiguar su composición a través de la web del Environmental Working Group (EWG). 

 

Etiquetas
protector solar, ingredientes tóxicos, daño medioambiental

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.