Querido runner, tienes que saber lo que es el ácido láctico

Imagen: Candela Pérez

 

Por Eliza García Faya


 

¿Eres runner o aspiras a convertirte en uno y quieres saber cómo alcanzar tu mejor versión y tener cada día la energía necesaria para machacar con fuerza el asfalto? ¡Entonces lo que vamos a contarte, te interesa! La respuesta está en el lactato. 

Los hidratos de carbono son una de las fuentes de energía principales de que disponemos a la hora de practicar ejercicio físico de alta intensidad. Por eso, cuando vamos a realizar, por ejemplo, una sesión de HIIT (entrenamiento por intervalos de alta intensidad), es conveniente consumir alimentos como el arroz, la pasta o los cereales. Cuando ingerimos estos hidratos de carbono, nuestro cuerpo los digiere y los convierte en glucosa y esta a su vez es aprovechada por nuestros músculos para generar energía. 

Todo este proceso se llama glucólisis y se puede producir en presencia de oxígeno o sin él ¿Y por qué resulta interesante esto último? Muy sencillo. Cuando empezamos a quedarnos sin aire al practicar ejercicio físico, nuestro organismo intenta producir energía de forma rápida y sin oxígeno, para lo que secreta ácido láctico. En contacto con nuestras células, se convierte en lactato, que se acumula, llega al hígado por medio de la sangre y se convierte de nuevo en glucosa. ¿Y qué era la glucosa de nuevo? ¡Energía! 

 

Reporte gasolina

Se estima que aproximadamente un 75% del lactato que producen nuestras células musculares se recicla en forma de glucosa y se utiliza como combustible. Así que no solo podremos mantener la intensidad, sino que además resistiremos más tiempo. 

Por todas estas razones, lo que tenemos que intentar es educar al organismo cuando corremos para que produzca altos niveles de lactato y los “limpie” después. 

¿Cómo lo conseguimos? ¡Muy sencillo! Para empezar, recurriendo al consejo de los profesionales y confiando en la sabiduría de los instructores de carrera. Pues hay que recordar que cada cuerpo es un mundo y que solo con un entrenamiento personal adaptado a nuestra capacidad y objetivos alcanzaremos de verdad nuestra meta. En segundo lugar, alternando entrenamientos de alta intensidad o un running exigente a nivel cardiovascular (en este sentido es primordial contar con una pulsera de actividad) con las conocidas carreras por tramos o fases. 

De esta manera podremos conocer nuestro umbral de lactato o umbral anaeróbico. Existen incluso tests de lactato. Son pruebas de sangre que se hacen en el lóbulo de la oreja y que revelan información interesante para maximizar la eficacia de nuestro entrenamiento. 

Como nos ha explicado el entrenador personal Álvaro Diaz Carazo, podremos sacar mayor partido a todas nuestras vías metabólicas cuanto menos sedentario sea el estilo de vida que llevemos. Además, nos dice que si nuestro objetivo con el ejercicio va enfocado a la pérdida de grasa (que, recordamos, no es lo mismo que la pérdida de peso), acostumbrarnos a trabajar conforme nuestros niveles de lactato es muy beneficioso porque esta vía de producción de energía resulta más provechosa que otras. Por eso nos recomienda recurrir siempre a los entrenamientos tipo HIIT.

El ácido láctico puede ser tu aliado para correr durante más tiempo y más rápido. Ahora que conoces toda esta información, anímate a entrenar de forma que tu cuerpo se acostumbre a generar más ácido láctico y puedas retrasar la aparición de la fatiga. 

 

Etiquetas
running, correr, ácido láctico

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.