5 claves para preparar un viaje “responsable” para el verano

Por Anabel Grisaleña

 

Viajar es para muchos uno de los grandes placeres de la vida. Una forma de desconectar, descubrir y aprender sobre otras costumbres. Al mismo tiempo, el tráfico de los medios de transporte es una de las principales causas de contaminación de nuestro planeta ¿Qué hacemos entonces para reducir nuestra huella medioambiental? Muy sencillo, cambiar nuestra forma de viajar.

Lo más probable es que estén leyendo esto mientras piensan el sacrificio que conlleva reducir en vuelos, especialmente después de la pandemia que nos ha obligado a estar tantos meses encerrados. Por esto, queremos contarte cómo seguir viajando pero, de una forma mucho más sostenible.

La contaminación no es un problema exclusivo de los aviones. Ocurre en diferentes medidas con trenes, barcos, autobuses y muchos otros. El problema es que el impacto climático de las emisiones de CO2 de la aviación es mucho mayor que el equivalente a otros medios de transporte, así lo afirma Eloise Marais del Grupo de Composición Atmosférica de la Universidad de Leicester en una entrevista con la BBC. Un tren contamina 14 gramos de CO2 por kilómetro y pasajero, mientras que un avión puede llegar a contaminar 285 gramos.

Esto está relacionado tanto con el número de pasajeros (entre más personas, más peso y, por tanto, más contaminación) y también por la altitud de los aviones. Descender la altitud a la que vuelan los aviones puede llegar a reducir el impacto en el medioambiente de sus estelas de condensación en un 59%, según un estudio publicado por El Confidencial.  

Aquí te dejamos 5 consejos para minimizar el impacto medioambiental que produces cuando viajas: 

 

1. ¡A qué esperas para conocer tu propio país!

 ¿Ya has estado en todas las comunidades autónomas de España? Probablemente la respuesta a esta pregunta sea no. Es muy común que lo lejano y ajeno nos resulte más atractivo y nos pique la curiosidad conocerlo, pero hay que reconocer que ¡nuestro país también tiene mucho que ofrecer!

Viajar de forma local es una forma de reducir los desplazamientos de forma que no solo ahorraremos dinero, sino que además el planeta nos lo agradecerá. Viajar en tren, autobús o como grupo en un coche podrá reducir incluso un 50% de los gases de efecto invernadero. Asimismo, es una oportunidad perfecta para probar productos de otras regiones del país y echarles una mano a los productores, restaurantes y otros negocios locales. Son tiempos difíciles y ayudar a nuestra economía local es más importante ahora que nunca.

 

2. Los mejores rincones se encuentran a pie 

No hay mejor forma de conocer una ciudad que caminando por todas sus calles mientras descubres aquellos impensables recovecos. No tiene por que ser andando, alquilar una bicicleta o utilizar el transporte público también son formas en las que podemos evitar la contaminación. Alquilar un coche, ya implica estar emitiendo gases contaminantes, por eso mejor dejar esta opción para cuando viajamos con grupos grandes. 

 

3. Si quieres ir lejos, tómate tu tiempo 

El movimiento de Slow Travel ha surgido como tendencia en Europa en los últimos años tras utilizarse como argumento por algunos activistas como la conocida Greta Thunberg. Se trata de visitar y conocer distintos lugares de forma calmada, explorando todas sus regiones, cultura, idioma, tradiciones, gastronomía, entre otras cosas. Un ejemplo de un fenómeno contrario al Slow Travel es el movimiento de Erasmus donde las personas recorren varias ciudades europeas en cuestión de semanas haciendo uso de múltiples transportes públicos en poco margen de tiempo.

Otro buen hábito que adoptar es que cuando cogemos un avión de larga duración debemos tratar de visitar esa zona en profundidad, en vez de viajar varias veces para terminar de conocerlo. Es mejor pasar mucho tiempo en un lugar que tratar de visitar muchos sitios a la vez e irte a casa sin conocer ninguno a fondo. 

 

4. Busca certificaciones sostenibles en tu alojamiento 

Algunas de las certificaciones más populares son Travel Life, Biosphere y Rainforest Alliance. Para que te reconozcan como hotel, agencia o touroperador sostenible debes respetar los derechos sociales y medioambientales de la comunidad, así como fomentar la economía local. 

Cada vez son más los hoteles que están dispuestos a cambiar su forma de actuar hacia un ámbito más sostenible. Más de 100 establecimientos y destinos ya han recibido su Certificado Biosphere, ofrecido por el Instituto de Turismo Responsable (ITR) con sede en Santa Cruz de Tenerife. Un estudio demuestra que el 90% de los turistas están “satisfechos” o “completamente satisfechos” con las ventajas que ofrece esta certificación.  

 

5. Prepara tu equipaje con cabeza

Durante los viajes caminaremos largas horas, realizaremos excursiones y planes en los que una botella de agua siempre será nuestro mejor aliado. Es importante llevar con nosotros una botella de acero inoxidable o aluminio para evitar comprarnos una de plástico cada día. Otros objetos como las bolsas de mallas pueden ser útiles durante el viaje por si hacemos una compra, evitar las que están hechas de plástico.  

En nuestro neceser no puede faltar el cepillo de dientes de bambú para evitar generar muchos residuos de aseo y limpieza. Lo mismo con el gel y el champú, si no vamos a facturar podemos aprovechar y llevarnos botellas pequeñas reutilizables para no tener que utilizar los de plástico en el alojamiento (aunque muchos ya apuestan por dispensadores en la pared).  

 

Etiquetas
turismo sostenible, viaje responsable, ecotourism

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.