¿Puede la diabetes causar Alzheimer?

Por Anabel Grisaleña

 

Las enfermedades neurodegenerativas suponen cada vez un problema mayor en la sociedad. La demencia o el Alzheimer son enfermedades que afectan a un 10% de la población que supera los 65 años; 25% de las personas mayores de 75 años y el 50% de los mayores de 80 años, según el doctor experto en medicina funcional Mark Hyman. Además, asegura que el Alzheimer se ha convertido ya en la séptima causa de muerte más frecuente en Estados Unidos. 

Hyman asegura que los diabéticos tienen un riesgo cuatro veces mayor de desarrollar Alzheimer, pues lo que le hacemos al cuerpo afecta a la mente, y viceversa. Añade que varias investigaciones han demostrado que algunas patologías, lo que él llama diabesidad (diabetes & obesidad) -que se debe a comer demasiados carbohidratos y no tener suficiente grasa- son un factor importante en el inicio de la cascada del daño cerebral. 

Esto puede afectar también a las personas que sufren pre-diabetes, pues seguramente estarán desarrollando una pre-demencia, también conocida como Deterioro Cognitivo Leve (DCL). El consumo excesivo de azúcar y no ingerir suficientes grasas es lo que conduce a la diabesidad causando inflamación. Esta inflamación sistémica es lo que finalmente impacta en el cerebro, explica Hyman.

Otros doctores, como Cyrus Khambatta -el autor de bestseller del New York Times del libro “Mastering Diabetes”- aseguran que los efectos negativos de la diabetes provienen de la resistencia a la insulina, al causar que los ácidos grasos se acumulen en células que no están hechas para almacenar grasas. Esto evita que las células procesen la glucosa de forma eficaz, provocando hiperglucemia (niveles altos de glucosa en sangre) y muchos otros efectos secundarios. 

 

Pendientes del azúcar

La diabetes tipo 1 suele manifestarse a temprana edad, mientras que la diabetes tipo 2 es más común entre la edad adulta joven o media. En cambio, la diabetes tipo 3 suele afectar a adultos mayores de 65 años, asegura Khambatta. Otra diferencia que explica es que la diabetes tipo 3 se manifiesta principalmente causando daños en el cerebro y, además, puede causar una disminución dramática de la función cognitiva (habilidad de aprender y recordar). 

El cerebro es adaptable por naturaleza y debido a esto, una afección como la demencia no se manifiesta en jóvenes y se vuelve más evidente a medida que se envejece. Cuando la diabetes tipo 3 se afianza en las personas mayores, el daño que causa a largo plazo puede ocasionar deterioros cognitivos severos como la pérdida de memoria, asegura Khambatta. 

A pesar de que siempre se ha creído que las enfermedades neurodegenerativas tienden a ir a peor a medida que avanza el diagnóstico, Hyman está convencido de que, si se trata a tiempo, es posible recuperar la memoria. El doctor propone hacerlo desde el punto de vista de la medicina funcional, que trata la causa de la enfermedad desde su raíz y ayuda a optimizar su función. 

Hyman ha elaborado una lista de 8 estrategias que pueden seguir las personas que padecen demencia para frenar (o curar) y también aquellos que quieran prevenir la enfermedad en un futuro:

1. Equilibrar los niveles de azúcar en sangre con una dieta basada en alimentos integrales de bajo índice glucémico. Para esto, se deben evitar los carbohidratos refinados, azúcar, alcohol, cafeína, alimentos procesados, lácteos e inflamatorios, aceites ricos en omega-6 como los aceites vegetales y de semillas. Por otro lado, se recomiendan las grasas saludables como aguacates, nueces, almendras, anacardos, carnes de animales de pastoreo, huevos (gallinas de pastoreo), aceite de oliva y de coco. 

2. Consumir grasas saludables que hagan feliz al cerebro. Entre estas destaca las grasas omega-3 en pescados grasos, el aceite de coco, aceite de oliva virgen extra, aguacates, huevos enteros, nueces y semillas. 

3. Hacer ejercicio a diario. Para las personas más sedentarias caminar 30 minutos a diario ya puede ser beneficioso mientras que para aquellas más activas los entrenamientos de intervalos de alta intensidad o levantamiento de pesas son recomendables. 

4. Añadir suplementos a la dieta. Como mínimo tomar un suplemento multivitamínico y mineral, un suplemento de grasas omega 3, B6, B12, ácido fólico extra o vitamina D3. Además, un buen prebiótico puede mejorar la relación cerebro-intestino. 

5. Llevar un control de los niveles de hormonas sexuales y tiroideas. Si hay un equilibrio habrá que tratarlos. 

6. Practicar una desintoxicación de mercurio u otros metales pesados. Si existen niveles altos quizás deba acudir a un programa de desintoxicación supervisado por un médico especialista. 

7. Controlar los niveles de estrés. El estrés crónico afecta el cuerpo y el cerebro, por esto se recomienda la respiración profunda, meditación o yoga (entre otras cosas)

8. Dormir 8 horas cada noche. La falta de sueño es un factor de riesgo para el deterioro cognitivo y la enfermedad de Alzheimer. 

 

Etiquetas
alzheimer, demencia, diabetes tipo 3, enfermedades neurodegenerativas

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.