Seaspiracy: el documental de Netflix por el que no querrás comer pescado

En el minuto que te puede tomar leer esta nota están siendo capturados 5 millones de peces en todo el mundo. Ninguna industria mata a tantos seres vivos como la pesquera: casi tres trillones de peces anualmente y, lo peor, muchos son desechados inmediatamente sin siquiera ser consumidos. La escandalosa cifra es parte de la denuncia que hace el documental Seaspiracy: La pesca Insostenible de Netflix, dirigido y narrado por el cineasta británico Ali Tabrizi. 

A este ritmo para el año 2048 nuestros océanos quedarán prácticamente vacíos, advierte en el reportaje documental Silvia Earle, bióloga marina, oceanógrafa y exploradora. Una advertencia de la que muchos no parecen estar conscientes, a juicio de Tabrizi: “en un mundo preocupado por el carbono y el cambio climático, proteger a estos animales puede significar proteger toda la vida en la Tierra. Si los delfines y las ballenas mueren, el océano muere. Si el océano muere, nosotros también”.

El documental aborda los efectos del plástico en la fauna marina. Alerta que el verdadero problema no está en el uso indiscriminado de pajitas plásticas, que tan solo representan 0,03% de la basura del océano. En la zona norte del Pacífico, por ejemplo, 46% de los desechos corresponden a redes y utensilios de pesca ¿Por qué ninguna asociación u organización medioambiental habla del gran problema de la pesca industrial? 

 

Desechos de la pesca industrial

Tal como se expone en Seaspiracy, la gravedad de esto no es solo el daño a la fauna marina y la crisis alimentaria que puede producir. Cuando los delfines y ballenas salen a respirar, fertilizan unas minúsculas plantas marinas conocidas como phytoplankton, que absorben 4 veces más dióxido de carbono que el bosque tropical del Amazonas al año. Teniendo en cuenta que esto corresponde a un 85% del oxígeno que respiramos, proteger a estos animales significa proteger al planeta. 

A pesar de que la caza comercial de ballenas se prohibió en el año 1986, en Japón deciden reanudarla en 2019. Esto ocurre a gran escala al sur del país en un pueblo llamado Taiji, donde viajó Tabrizi para grabar el documental. Descubrió -trabajando encubierto- que de 12 delfines que pescan sólo realmente utilizan a uno.

¿Para qué buscan los delfines? Delfines y ballenas se capturan para los parques temáticos como forma de entretenimiento. Y los demás se matan, nadie come delfines. Alrededor de 300.000 ballenas mueren cada año sin ningún tipo de propósito. Es más, se calcula que 40% de las especies en general mueren a causa de la pesca incidental. Durante el arrastre en el mar muchos peces son “capturados accidentalmente”. Así, por ejemplo, si durante una pesca de salmón se capturan otras especies, estas serán desechadas. 

 

Fuera de la pantalla

Ali Tabrizi relata en Seaspiracy  que siempre ha sido un apasionado de la vida en el mar y que había pasado toda su infancia viendo documentales de la fauna en los océanos. A sus 22 años se vio preparado para lanzarse a grabar su propio reportaje ¿Lo que descubrió? Que los mares y océanos ya no eran lo mismos que disfrutaba viendo en televisión. Se habían llenado de microplásticos, causando que ballenas y delfines aparecieran constantemente muertas, varadas en las playas. 

En el documental se recuerda que en 1970 el atún rojo del pacifico estaba en pleno desarrollo, pero hoy solo quedan un 3% de la especie. En Tokio, la unidad de este tipo de atún puede llegar a venderse en 3 millones de dólares. 

El decreciente número no es exclusivo del atún, lo mismo ocurre con el tiburón. En Asia se consume mucho tiburón por la famosa sopa de aleta de tiburón que representa en el país un símbolo de poder, se narra en el documental. Cada plato de sopa tiene un alto precio, pero el valor nutritivo de este alimento es escaso. Los tiburones han perdido entre el 80-90% de sus poblaciones en las últimas décadas y esto es un grave problema, pues el animal contribuye al mantenimiento de ecosistemas y arrecifes de coral. 

La solución a la industria pesquera -sugiere la investigación de Tabrizi sería optar por métodos más sostenibles. Sin embargo, el director británico registró la muerte de 45 delfines para apenas capturar a 8 atunes en barcos que trabajan bajo la etiqueta “Dolphin Safe”. 

El capitán Paul Watson, fundador de Sea Shepherd Conservation Society asegura que la pesca sostenible no existe, es solo una frase de marketing. Es más, denuncian en el documental que detrás de la etiqueta azul MSC está la multinacional Unilever, que también se beneficia de la pesca. 

“La mayor crueldad no la vi solo en los botes industriales, sino también en los que trabajan en ellos”, contó Tabrizi a la emisora colombiana WRadio. Es que la denuncia que logra hacer el documental es tan amplia que se calcula que 24,000 trabajadores mueren al año en el sector de la pesca. Desde Tailandia pudieron hablar con esclavos y grabar la situación en los barcos. 

Un cambio en el comportamiento de la industria y los consumidores es a lo que aspira llegar el director británico. “Creo que no se debe apoyar esta industria y una vez a la semana comer vegano”, opinó, pues cree que la meta sería tener una dieta a base de plantas. Su postura la avala el físico Truenorth Clinic, Michael Klaper, en el documental: el omega 3 que buscamos en el pescado no está en el animal, son las células de las algas que los peces se las tragan. Esto quiere decir que se pueden obtener estos nutrientes directamente de las algas marinas. No comerlos puede ser la única forma de superar los tiempos que se avecinan. 

 

 

Etiquetas
pesca comercial, microplásticos océanos, ballenas, delfines

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.