4 terapias alternativas que buscan ganar respeto de la medicina 

Casi 34% de los españoles confían en los tratamientos alternativos a la medicina tradicional para atender sus dolencias, y un 30,7% está convencido de que estas prácticas alternativas “ayudan a tener una vida sana y equilibrada”. El porcentaje, que se desprende de un estudio realizado el año pasado por el Centro de Investigaciones Sociológicas, permite advertir la influencia que estas terapias complementarias -cuyos beneficios no han sido avalados por la ciencia- han ido ganando en la sociedad. 

Nosotros te contamos hoy cuáles son las 4 prácticas alternativas que están en auge en los últimos años:

Reiki

El Reiki surge en Japón a finales del siglo XIX como una forma de curación energética. La palabra en sí proviene de la raíz  japonesa “rei” que significa universal y, “ki” con significado energía vital. En la terapia se busca transferir la energía universal a través de las palmas de las manos, con una imposición de manos sobre el paciente. 

La idea es atacar los campos de energía, pues afirman que puede quedar atascada en el cuerpo tras lesiones físicas o problemas emocionales. El fin es promover la curación emocional o física del paciente, explica Paula Lázaro, formadora y mentora que ofrece sesiones de Reiki. 

La forma de Reiki más conocida actualmente fue desarrollada por el budista japonés Mikao Usui en 1922. La práctica alternativa no llegó a Europa hasta la década de 1980. “El ser humano está formado por cuerpo, mente y energía vital. Esta técnica te ayuda a que esa armonía vital tenga las baterías cargadas al 100%”, explica Lázaro, quien -además de atender a sus pacientes en Madrid- mantiene un perfil motivacional en Facebook para interactuar con quien desee conocer estas prácticas.  

A pesar de que el Reiki tiene sus defensores entre pacientes y especialistas, su expansión como medicina alternativa choca con que su validez no se puede probar por medios científicos. El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa, por ejemplo, afirma que uno de los mayores obstáculos para encontrar evidencia cuantificable del Reiki es que la mayoría de los estudios monitorean a un pequeño grupo de personas. 

 

Fitoterapia 

La práctica de la fitoterapia se basa en utilizar medicamentos derivados de plantas para tratar y prevenir enfermedades. En países como Corea del Sur o Japón, la fitoterapia se incluye en el seguro médico de cada persona. Asimismo, China, India y Nepal ofrecen una amplia cobertura de atención médica para medicamentos a base de hierbas. En la mayoría de las otras partes del mundo, sin embargo, estos productos no vienen integrados en el programa de atención médica, sino que suele ser una elección privada del paciente. 

Hay un sinfín de preparaciones fitoterapéuticas que se utilizan para fomentar el bienestar de las personas. Por ejemplo, las hojas de ginkgo se suelen utilizar para tratar trastornos cognitivos menores o relacionados al sistema nervioso central; mientras que parte de la hierba de San Juan que se emplean contrarrestar leves depresiones y las raíces de Echinacea angustifolia se usan para combatir el resfriado común o problemas respiratorios. 

“La fitoterapia se prescribe para restaurar la función óptima del organismo”, cuenta Abigail Santamaría Rodríguez, experta en Medicina Tradicional China (MTC). Explica que “el consumo de fitoterapia se adecua a las necesidades orgánicas y han de ser monitoreadas por un profesional de MTC. Si el organismo mejora, así lo hace también la fórmula modificándose, alargándose o suspendiéndose para que no sea necesaria por más tiempo.”

 

Naturopatía

La medicina naturopática utiliza remedios naturales para sanar el cuerpo humano: terapia de hierbas, masajes, acupuntura (incluyendo masajes, tacto y presión) o asesoramiento nutricional. Hoy en día es una combinación de tratamientos tradicionales con ciencia moderna. 

Tiene como objetivo tratar a una persona en su totalidad: cuerpo, mente y espíritu. Los practicantes de esta terapia se centran en educar a sus pacientes a través de consejos de dieta, ejercicios y cómo manejar el estrés. 

Este tipo de sesiones pueden englobar al tratamiento de diversos problemas de salud: alergias, problemas digestivos, desequilibrios hormonales, problemas de fertilidad o incluso dolores de cabeza. Debido a que la naturopatía no está diseñada para tratar un problema en particular, es posible que un paciente lo practique simplemente para prevenir una enfermedad o mejorar su estado de salud en general. 

 

Craneosacral 

A diferencia de otras terapias alternativas, la de craneosacral sí tiene bases científicas. Claudia Miraglia, terapeuta certificada en craneosacral, explica que en 1970 el osteópata estadounidense John Upledger observó cómo se movía rítmicamente la duramadre (una de las tres membranas que recubre el sistema de nervioso central) mientras asistía a una cirugía. Registró entonces que la presión dentro del saco de la membrana fluctúa de manera rítmica produciendo ese movimiento. 

Upledger concluyó que el sistema craneosacro se trataba de un sistema fisiológico funcional y que puede influir sobre el sistema nervioso, el músculo-esquelético, el vascular, el linfático, el endocrino y el respiratorio. Miraglia asegura entonces que actuar sobre él “puede ayudar a un paciente a sanar y trabajar tanto dolencias físicas como psicológicas”. 

Los practicantes de estas sesiones evalúan el movimiento craneosacral utilizando el tacto para poder definir el ritmo del paciente y corregir las patologías que han detectado. “En un principio las posiciona sobre el cráneo o la nuca del paciente y luego a lo largo de la sesión, puede ir moviéndolas a distintas partes del cuerpo como el pecho, las piernas, el vientre”, detalla Miraglia

Se espera que esta terapia ayude al paciente a profundizar en su cuerpo y mente. “Todo lo que le ocurra a un ser humano, ya sea de origen psicológico o fisiológico queda registrado en el Sistema Nervioso Central y por ende tendrá una repercusión en el flujo del mismo”, nos cuenta la terapeuta, que actualmente solo atiende de forma online por la crisis sanitaria. 



 

Etiquetas
reiki, fitoterapia, craneosacral, naturopatia, medicina tradicional china

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.