Cómo plantar tu propio jardín de hierbas for dummies

Cultivar hierbas es más sencillo que hacerlo con verduras o flores. Así que si quieres adentrarte en el mundo de la jardinería sin saber cómo, esto podría ser un buen comienzo. No necesitarás mucho espacio para montar tu huerto. Le viene bien ambientes de interiores, en macetas o directamente en el suelo y tampoco requieren de mucha fertilización para crecer.

¿Lo mejor de todo? Al cultivar tu propio jardín, estarás conociendo a la perfección la naturaleza del producto, trabajando con hierbas orgánicas, frescas y saludables en la cocina.  Además, incluir “nuestra cosecha” en la dieta diaria es una forma excelente de aumentar el valor vitamínico de las comidas. Al mismo tiempo, es bueno para fortalecer el sistema inmunológico, la desintoxicación, contribuyen a reducir el uso de sal y prácticamente no suman calorías a nuestro plato.  

También es una excelente oportunidad para experimentar diferentes combinaciones de sabores en la cocina. Las hierbas aportan sabor, frescura e incluso se utilizan para hacer una gran variedad de tés medicinales, tinturas, aceites esenciales o ungüentos.  

Y los beneficios no son solo personales, pones un grano de arena en el cuidado del medio ambiente. “Si tienes un huerto en casa colaboras con la mejora del ecosistema: las plantas absorben el dióxido de carbono, que es el mayor gas que hay en la calle, entonces se va reciclando ese aire”, explica Juan Terradas, especialista y fundador de Verteco, una empresa argentina que se dedica al armado y el diseño de huertas.

¿Qué puedo cultivar?

Te recomendamos que tu plan agrícola inicie por estas tres hierbas que podrás tener siempre a mano y que además, aportan grandes beneficios para la salud: 

  1. Menta: Mejora el estado de ánimo, la concentración, ayuda a aliviar las náuseas y a la digestión. 
  2. Orégano: Está cargado de antioxidantes y es conocido por ser un estimulante inmunológico, antifúngico y antibacteriano. 
  3. Cilantro: Es una buena fuente de antioxidantes y contiene propiedades antifúngicas.  

 

¿Qué hago primero?

Decidido a iniciarte en el mundo agrícola, ponte las botas, los guantes y asume el dominio de su terreno. Te contamos cómo preparar tu propio jardín de hierbas en 5 pasos:

1. Elige el lugar donde vas a comenzar tu jardín: Se recomienda seleccionar un sitio donde las hierbas puedan estar expuestas al sol al menos durante 6 horas al día.

2. Prepara el suelo o la maceta: Se debe incorporar un poco de compost, que ayudará a proporcionar nutrientes a las hierbas mientras crecen. No debemos utilizar nunca abonos compostados ya que contienen altos niveles de nitrógeno, que hace que las hierbas crezcan rápido, pero perderán todo el sabor. 

3. Elige qué hierbas vas a plantar: La mayoría de las hierbas crecen al menos durante una temporada y una vez termina su ciclo vital, mueren. Otras en cambio se consideran bianuales y producen tallos y hojas en el primer año y en el segundo, florecen. Si decides cultivar tus hierbas en macetas, estas son las más populares: albahaca, orégano, romero, tomillo, eneldo, menta, cebollino, perejil y cilantro. 

4. Plantar y cultivar: Puedes iniciar el proceso con una semilla o directamente con una planta (esta forma es la más sencilla). Lo ideal es que la hierba reciba 5 centímetros de agua a la semana. Hay que recordar que entre más recolectemos las hierbas, más se producirán. 

5. Recoger la cosecha: Al final de la temporada se pueden secar o congelar las cosechas de hierbas para así poder disfrutar de ellas durante todo el año. 

 

Etiquetas
jardín de hierbas, herb garden, hierbas, especias

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.