Llega una nueva generación: los regenatarian

No es vegano, tampoco vegetariano ni pescetariano. La tendencia ahora apunta al regenatarian: una línea que integra las palabras “regeneración” y “vegetariano”, con la idea de que los alimentos que cuidan de nuestro bienestar también cuidan del planeta. Un regenerador busca una buena alimentación, altos estándares laborales, bienestar para los animales de la granja, bajo impacto del calentamiento global, a partir de alimentos producidos en sistemas que restauran la naturaleza y apoyan las economías locales. 

La industria de la comida es la causa principal del cambio climático debido al sistema de agricultura tradicional que destruye el suelo, agua, animales, insectos y plantas, entre otras cosas. El médico Mark Hyman, autor del libro ‘The Pegan Diet’,  asegura que los alimentos producidos por la agricultura industrial provocan al menos 11 millones de muertes al año e impulsan la epidemia de obesidad que vivimos. 

Teniendo en cuenta que las Naciones Unidas estiman que solo quedan sesenta cosechas antes de que nos quedemos sin tierra de cultivo, todos deberíamos estar bastante interesados en la reconstrucción y protección del suelo. Sin suelo es imposible cultivar y, por tanto, imposible comer. 

La industria es responsable de casi la mitad de la emisión de gases de efecto invernadero debido a la deforestación, las prácticas agrícolas y los desechos de alimentos. En promedio 40% de la comida de las cocinas se tira a la basura, estima Yolanda Kakabadse, presidenta de la ONG WWF Internacional: “Lo lamentable es que algunos seres humanos solo cambian con un golpe duro”, dijo en una entrevista con El País.

 

¿Cómo ayudamos?

La buena noticia es que todavía estamos a tiempo de reparar el cambio climático y luchar contra estos problemas medioambientales. Allí es donde entra la generación regenatarian. La agricultura regenerativa trata de desarrollar suelo vivo para ganar fertilidad y regeneración de la tierra. Esto llevará a un incremento del nivel de carbono orgánico del suelo, almacenando hasta tres veces más carbono que el que existe hoy en la atmósfera. A su vez, el suelo también será capaz de recolectar mayores cantidades de agua. 

No solo se trata de dejar de utilizar productos químicos y maquinaria industrial, sino que es importante regenerar lo que se ha degradado en el pasado y es ahí, cuando los animales toman un rol importante. 

A pesar de que una dieta rica en vegetales (plant-based diet) es altamente recomendable, esto no quiere decir que los animales deban desaparecer por completo de la dieta. Hyman asegura que integrarlos en el ciclo natural de la agricultura regenerativa es esencial. La fauna es la que se encarga de construir el suelo, producir fertilizantes, conservar agua y eliminar la necesidad de utilizar productos químicos y tóxicos. Asimismo, los animales tienden a buscar de forma natural las plantas que contienen la mayor cantidad de fitonutrientes, minerales y vitaminas. 

Hoy la agricultura regenerativa representa tan solo un 1% de las granjas del mundo, según ha escrito el propio Hyman. No obstante, cada vez son más las empresas (incluidas grandes marcas como Nestlé o General Mills) que se suman a invertir en agricultura regenerativa. Esto se debe no solo a la reducción de costes a largo plazo, sino también al hecho de que lo regenerativo se multiplica. Es decir, plantas una semilla en suelo fértil y crecerá cargada de frutas y de otras semillas. 

Por mucho que las grandes empresas y las políticas cambien, nuestras decisiones del día a día también tienen un gran impacto en el planeta. El término antropoceno refleja la primera vez en la historia del planeta en la que los seres humanos se consideran el principal factor causante de los cambios en el clima y ecosistemas. Debido a esto, ya es necesario vivir de la forma más sostenible posible, teniendo en cuenta: cómo cultivamos, consumimos y desechamos alimentos. 

Más fácil para evangelizar

A diferencia de ser vegano o vegetariano, nadie puede estar en contra de comer favoreciendo la agricultura regenerativa. Ser regenetarian no implica tener que seguir un régimen particular, cualquier dieta que sigas podrá aplicarse a una forma de alimentación regenerativa. Y, además, no solo se trata de cuidar tu propia salud, sino que también salvarás al planeta. 

Hyman elabora una lista de 9 principales factores que debemos tener en cuenta para contribuir a salvar el planeta. Te dejamos 5 de ellos aquí: 

1.  Compra local y orgánico: las tiendas locales tienden a adquirir sus productos de granjas cercanas, evitando así la contaminación del transporte. Además, también se puede comprar en mercados de agricultores productos frescos y cosechados de forma natural. 

2.  Busca la etiqueta de ‘Regenerative Organic Certified’ en los productos: Está basado en tres pilares: la salud del suelo (prácticas regenerativas, construir materia orgánica y promover biodiversidad), el bienestar animal (alimentados con pasto, refugios adecuados, criados en pastizales, sin CAFO o transportes largos) y la equidad social (pagos y salarios justos, condiciones seguras, desarrollo de capacidades y libertad de asociación) 

3.  Termina con los desechos de alimentos: No compres más de lo que necesitas y trata de comer siempre las sobras. Otra buena forma es intentando buscar combinaciones de alimentos inusuales, ¡igual descubres una receta nueva!

4.  Limita el uso de plásticos: 91% del plástico que consumimos no se recicla y esto afecta gravemente al planeta. Algunas alternativas son los botes de cristal reciclables o llevar tus propios cubiertos. 

5.  Come alimentos reales: evita utilizar empaques y la comida ultra procesada para unirte al movimiento del cambio climático. 

 

 

Etiquetas
regenetarian, regenerador, dieta, cambio climático

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.