¿Qué es la microbiota de la piel y cómo debemos protegerla?

Existe una barrera en nuestra piel que nos ayuda a protegernos frente a los agentes externos, se conoce como microbiota o flora cutánea. Se trata de un conjunto de microorganismos que se encuentran en la superficie de la piel y que contienen bacterias. Es una forma de reemplazar a otros microorganismos dañinos, manteniendo así la flora en armonía con la piel para poder disfrutar de sus beneficios. 

La microbiota no es igual en todas las partes del cuerpo, la cantidad de microorganismos situados en la piel cambia según la localización. Además, la microbiota no es constante a lo largo del tiempo. La microbiota residente es la más común y está compuesta por microorganismos que viven en la piel y se van multiplicando. La microbiota transitoria, son microorganismos que llegan del ambiente o del exterior y no cuentan con la capacidad de incorporarse a la superficie de la piel ni tampoco de multiplicarse.  

La flora cutánea nos puede beneficiar ya que es capaz de consumir los nutrientes de aquellas bacterias dañinas. Y más allá, es capaz de producir factores antibacterianos para contribuir a la respuesta inmune cutánea.  

No obstante, es importante mantenerla en armonía ya que si esta se desequilibra, ya no podrá ser capaz de defenderse frente a las bacterias. Un ejemplo sería el microorganismo Staphylococcus Aureus, que puede ser parte de la microbiota (transitoria) o por el contrario, convertirse en una infección.

Algunos factores que pueden alterar el estado de nuestra microbiota de la piel son: la contaminación, la exposición al sol, temperatura o factores internos y de estilo de vida como la dieta o los tratamientos. Cuando la microbiota se desequilibra las bacterias dañinas provocan enrojecimiento, piel seca, sensible e incluso dermatitis atópica. 

Para fortalecer la piel, existen los probióticos, prebióticos y postbióticos. Hoy en día, lo más común es encontrarlos en alimentos o complementos como yogurt, kombucha o yakult. Pero cada vez son más las firmas de cosméticos que se deciden en incorporarlo en sus productos para favorecer y beneficiar a la microbiota de la piel. 

El cuidado biótico de la piel se puede utilizar en cualquier lugar: en la cara, cuerpo e incluso en el cuero cabelludo. El resultado de utilizar estos productos incluye: mantener una buena hidratación, lidiar con inflamaciones, protección frente a factores ambientales, ayudar a la respuesta inmunológica y prevenir el envejecimiento. 

¿Qué son los probióticos?

Se trata de un conjunto de bacterias vivas que benefician nuestra microbiota de la piel, una especie de suplemento bacteriano. 

Debemos saber que existen cepas de probióticos, cada una con su función específica (como replantar las cepas bacterianas). Un ejemplo sería lactobacillus que es muy efectiva frente a la inflamación, actúa como barrera para la piel y ayuda a producir péptidos antimicrobianos. 

 

¿Qué son los prebióticos?

Los prebióticos nacen debido a una necesidad de protección del microbioma ayudándolo a conseguir nutrientes. En otras palabras, están enriqueciendo las bacterias ‘buenas’ de la piel. A diferencia de los probióticos, no son bacterias vivas sino su “alimento” para mantener el equilibrio. 

Algunos ejemplos de ingredientes con efectos prebióticos podrían ser los azúcares vegetales (algas y minerales), xilitol, ramnosa, glucomanano, escualano, entre otros. 

 

¿Qué son los postbióticos?

Los postbióticos no son bacterias vivas (como los probióticos) ni tampoco su su alimentación (como los prebióticos) en cambio, son los metabolitos que producen esas bacterias. Son sustancias, moléculas sintetizadas por las bacterias. 

Incluso, ya se sabe que los suplementos con omega-3 impulsan a la microbiota a que produzca otras sustancias. Un ejemplo sería el n-carbamil glutamato, que se utiliza debido a sus propiedades antiinflamatorias (funciona solo con las personas que tienen un determinado tipo de microbiota).

Otro ejemplo es el lactobacilo vivo, que es la principal bacteria que habita en nuestra piel mientras somos jóvenes; cuidandola y haciendo que se regenere y crezca. Al añadir la versión fermentada de esta bacteria en nuestra piel, le estamos dando todos los beneficios. Para poder identificarlo debemos buscar etiquetas que incluyan algo similar a “fermento de lactobacilos”. 

 

Productos con probióticos: 

Productos con prebióticos:

 

 

Etiquetas
probiótico, prebiótico, postbiótico, cuidado biótico, skincare, salud

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.