7 claves para entender qué es el Biohacking

Por Juan Pablo Arocha

 

La intervención de la tecnología en el cuerpo para crear súperhombres. Ya no son solo marcapasos para alargar la vida del corazón o una lentilla para salvar la vista, científicos trabajan desde pequeños laboratorios para dar capacidades extra a los seres humanos. 

 

1.  ¿Qué es el Biohacking? 

Esta práctica combina la biología con el hackeo. Así como el “hacker” busca romper las barreras de tecnología y penetrar en ellas, lo mismo intentan con el cuerpo humano quienes siguen este modelo científico. Un concepto que evoluciona de la biónica, según explica un reportaje publicado por El Español. Se trata de “un movimiento de  innovación abierta y social que busca mejorar aún más la capacidad del cuerpo”. 

 

2. ¿Qué tipo de “hackeo” se realiza? 

El universo de intervenciones parece tan amplio como la capacidad de imaginación de cada quien. Hannes Sjoblad, cofundador de la red de biohackers “Bionyfiken” –una red sin ánimos de lucro que reúne a biólogos, hackers, fabricantes, artistas de modificación corporal y otro– define al biohacking “como la aplicación de la ética hacker a los sistemas biológicos”, reseña El Español. En estos casos, se trata de la implantación de un sistema inteligente de monitoreo de insulina, marcapasos u ojos biónicos. Sin embargo, otras prácticas alcanzan desde la implantación de tarjetas de identidad en la epidermis, imanes o juguetes sexuales. A este último tipo de prácticas se le conoce como Cíborg, una definición que sí figura en la RAE como un “ser formado por materia viva y dispositivos electrónicos”. 

 

3. ¿Qué busca el biohacking? 

Daniel Grajales, investigador del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología y cofundador del primer grupo de biohacker en España, el DIY Barcelona, explica que su meta es “la misma que la de los hacker informáticos en los 70, cuyo objetivo era jugar con los ordenadores, abrirlos y descubrir el potencial que tenían. Ahora queremos hacer lo mismo con la biología, sacarla de los grandes centros de investigación de la Big Pharma, llevarla al garaje y empezar a pensar en nuevas maneras de usarla”. Van tras la leyenda de Apple, cuyo germen se formó en el garaje de Steve Jobs. 

 

4. ¿Dónde se originó esta práctica? 

No hay precisión sobre ello, principalmente porque la práctica se inició en pequeñas casas convertidas en laboratorios. DIY proviene de DiYBio (‘Do it Yourself Biology’ o ‘Haz tu propia biología’, en español). Según la Organización DIYbio que publica El Tiempo, actualmente este tipo de laboratorios de biología están registrados en al menos 21 países en el mundo, sin contar los no registrados o de otro tipo de organismos que también realicen estas prácticas.

 

5. ¿Si se aplica esta tecnología, se crearán súper hombres? 

Hay una rama de los biohacker que sí busca esto, como si fuera sacado de una película de ciencia ficción. En 2015, un grupo de investigadores del Science for the Masses de California usó Chlorin e6 (Ce6), una antigua terapia para el cáncer que luego se descubrió ayudaba a mejorar la vista, para lograr que uno tuviera visión nocturna a 50 metros sin usar gafas. “La idea es aumentar las capacidades humanas. Partiendo de la base de que el cuerpo es una máquina, al igual que se hace con un motor o un ordenador, puede mejorarse de las más diversas formas”, recoge una investigación de la revista GQ

 

6. ¿Existen casos de cíborg en España? 

Sí. Los dos casos más conocidos viven en Barcelona: el inglés Neil Harbisson que, tras sufrir una patología (acromatopsia) que solo le permite ver en escala de grises, decidió en 2004 implantarse una antena en el cráneo que le permitiera “escuchar” los colores. “Un sensor detecta el espectro de luz que hay frente a él y lo transmite en forma de sonido a través de un chip instalado en la parte posterior de su cabeza. El chip convierte los colores en ondas sonoras”, explicó en un reportaje publicado en El Observador de Uruguay. Junto a Harbisson está la bailarina catalana Moon Ribas, con quien mantienen activa la Cyborg Foundation que busca dar espacio a todos los humanos que deseen intervenirse tecnológicamente. En el caso de Ribas, se implantó en cada tobillo un sensor para sentir los seísmos en todo el mundo desde lo más bajo en la escala de Richter. 

 

7. ¿Es ilegal la práctica del Biohacking? 

Aunque moralmente puede existir un debate al respecto, lo cierto es que no parece haber nada que impida legalmente que se pruebe consigo mismo un experimento. Así, la ilegalidad no es tal. Un reportaje publicado por El Confidencial recuerda que no se menciona límites para la autoexperimentación en la Declaración de Helsinki, el conjunto de principios éticos establecidos por la Asociación Médica Mundial en 1964; ni tampoco en el Código de Nuremberg, un código de ética de la investigación que se estableció después de la II Guerra Mundial. En España, en particular, la normativa que regula el área es la Ley de Investigación Biomédica, que nada dice sobre aplicarse terapias a sí mismo. 


 



 

Etiquetas
biohacking, biología, tecnología, salud

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.