Túmbate, relájate y aprende a controlar tu respiración

Cuando respiramos estamos dejando entrar gases como el oxígeno, el dióxido de carbono o el nitrógeno. El oxígeno es la bomba que genera energía y por esto, es de vital importancia asegurarnos tener un buen aporte de este elemento. Cada vez que respiramos sin darnos cuenta, de forma superficial, perdemos un poco de oxígeno que podría estar entrando en nuestro cuerpo al respirar profundamente. 

El oxígeno no solo nos proporciona energía, sino que además ayuda a la oxigenación e incluso a la relajación. Como es evidente, no vamos a estar todo el día pendiente a una buena respiración, pero hay momentos en los que deberíamos prestarle una mayor atención:

 

Respiración abdominal o diafragmática: Esta es la más común ya que la hacemos de forma inconsciente. Lo que ocurre es que inspiramos y la parte inferior de los pulmones se llena de aire, desplazando el diafragma hacia abajo e hinchando el abdomen. Debe hacerse de forma silenciosa ya que si tú mismo oyes la respiración, esto es una señal de que lo estas haciendo demasiado rápido. La más común entre los niños es esta y “a medida que nos hacemos mayores tendemos a mal economizar nuestra respiración y hacer la clavicular” aclara Adrián Díaz, entrenador personal y especializado en clases de hipopresivos y control de la respiración y energía en el yoga; Pranayama. 

El diafragma es el músculo que se encuentra en la base de los pulmones que se contrae cuando inspiramos y adopta una forma plana, permitiendo que entre el aire en nuestros pulmones. Cuando el diafragma se relaja, se expande, haciendo presión en los pulmones, se produce la expiración. 

“En hipopresivos se utiliza este tipo de respiración para fortalecer el suelo pélvico” aclara Adrián Díaz. Además de esto, menciona que este tipo de ejercicios se suelen realizar con el estómago vacío.  

Respiración torácica: También conocida como respiración costal, ocurre cuando llenamos la zona media de los pulmones. En este tipo de respiración actúan los músculos intercostales, separando las costillas y haciendo que el aire fluya hacia esa zona media. Por si sola sería una respiración incompleta y es por esto que siempre se complementa con otra. 

Respiración clavicular: Llenamos de aire la parte superior de los pulmones levantando las clavículas al coger aire (evitando mover los hombros). Este tipo de respiración tan sólo es relevante cuando va acompañada de otros tipos de respiración.

¿Cómo realizar este tipo de respiraciones?

1. Respiración abdominal: Colocar las manos sobre el abdomen relajado e intenta inflar la barriga al máximo mientras inspiras. Después expira de forma lenta y profunda al mismo tiempo que sueltas todo el aire y relajas la barriga 

2. Respiración torácica: Sitúa las manos sobre el pecho y al mismo tiempo que inspiras asegúrate de mantener la tensión en el abdomen, así la zona pulmonar se ensancha. Al expirar, adopta la posición original 

3. Respiración clavicular: posa las manos sobre la clavícula, encima del pecho y mientras inspiras, nota como la zona se eleva (no los hombros). Cuando expiras, deberás notar el efecto contrario. 

 

Etiquetas
tipos de respiración, abdominal, diafragmática, torácica, clavicular

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.