Más allá del sushi: todo el bienestar que nos viene de Japón

Japón es el país más saludable de Asia y el cuarto más saludable del mundo según un estudio realizado por Bloomberg Healthiest Country Índex en 2019. Además de esto, la gente que sigue la dieta japonesa tiene un 15% menos de probabilidades de morir que las personas que no siguen esta dieta, según el Centro Nacional de Salud Global y Medicina en Tokio. Todo esto convierte a Japón en un país líder en cuidar del bienestar de sus ciudadanos. 

De ahí nace el término J-Wellness; de la búsqueda del bienestar por parte de las personas después de la pandemia; de la necesidad de encontrar cómo mantener la inmunidad y de querer un estilo de vida saludable. No solo se debe a la extraordinaria gastronomía nipona sino también su cultura de aguas termales y baños en bosques la hacen una cultura que fomenta el relax. Estas son algunas de las tendencias de bienestar japonesas que se están integrando cada vez más en la vida cotidiana de los ciudadanos de occidente:

 

KINTSUGI: El arte de reparar cerámica rota

La palabra kintsugi significa oro y arreglo. Cuenta una leyenda japonesa que en el siglo XV un señor llamado Shogun Ashikaga Yoshimasa tiró su taza de té favorita y esta se rompió. Este contacto con unos artesanos para que la reparasen para que la taza pudiera seguir cumpliendo su función y tomar el té en ella. Los artesanos consiguieron devolverle su preciada cerámica mezclando laca con polvo de oro y se convirtió en toda una pieza de arte. Ya que un objeto nunca se puede romper dos veces de la misma forma, el kintsugi está formado por piezas únicas

Esta práctica se ha llevado a cabo desde hace siglos en Japón y trata básicamente de reparar cerámicas rotas. Esto ha pasado de ser meramente una técnica a convertirse en una filosofía de vida; hay que saber curar las cicatrices e intentar volver siempre a un estado de paz con nosotros mismos. 

No solo se trata de arreglar las roturas sino también de apreciar la belleza en ellas. Si un jarrón se rompe lo más probable es que sea desechado directamente. En el Kintsugi hablan de cómo las roturas pueden formar parte de la belleza del objeto y a su vez definen su historia e identidad. Para unir las piezas utilizan un barniz espolvoreado que debe ser de oro, platino o plata. Es importante que el objeto se seque correctamente para que la recomposición se realice de forma correcta. 

 

WABI-SABI: Abrazando la imperfección y la fugacidad

Este concepto japonés hace referencia a la belleza de la imperfección, lo incompleto y lo temporal. Por otro lado, también se entiende como la admiración de las cosas del día a día, las cosas humildes. En otras palabras, esta visión estética habla de encontrar la belleza en las pequeñas cosas como: la armonía de la naturaleza, la soledad o la sencillez. 

La corriente del wabi-sabi tiene su origen en el taoísmo y más adelante se transmitieron estos conocimientos al budismo zen (que lo entiende como una liberación del mundo real y un camino hacia una vida sencilla y plena). Hoy en día, la palabra wabi significa vivir en la naturaleza, apreciar lo simple y lo rústico. Mientras que sabi se relaciona con la belleza que aparece con el envejecimiento, cuando la vida y el desgaste se hacen visibles tanto en personas como en objetos. 

En occidente esta práctica ha llegado como una admiración de la belleza fugaz. En otras palabras, debemos disfrutar de los pequeños momentos de forma plena, feliz y disfrutar sin expectativas. Está relacionado con el Kintsugi ya que también habla de cómo las cicatrices que nos deja la vida (arañazos o imperfecciones) son parte de nuestra historia y es por esto por lo que debemos guardarlos para recordar lo que hemos vivido y aprender de nuestras experiencias. 

 

IKIGAI: Cumplir propósitos a un ritmo mesurado 

Los japoneses tienen la esperanza de vida más alta del mundo según el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar. No solo se debe a tener un estilo de vida saludable sino también, son profesionales en tener ganas de vivir. Ikigai se puede traducir como “razón de ser” y tiene como objetivo identificar qué se te da bien hacer y a su vez que te proporciona placer. Es una forma de sentirte productivo o descubrir que vales para algo y, por tanto, saber que estás en el planeta por algún motivo en concreto.

En otras palabras, si entendemos cuál es nuestro rol en la vida -para que estamos aquí- podremos sentirnos mejor con nosotros mismos y con nuestro alrededor. Dos españoles, Héctor García y Francesc Miralles escribieron un libro llamado “Ikigai: Los secretos de Japón para una vida larga y feliz” y lo publicaron en 2016 por Ediciones Urano; han vendido más de 250.000 ejemplares. Explican que hay personas que piensan que no tienen ningún don especial y nada se les da mejor que al resto, Miralles explica que esta creencia es incorrecta, “Todos los niños tienen un don natural: unos para el dibujo, otros para la música, el baile, el deporte… Lo que ocurre es que estos talentos, cuando llega la edad adulta, se tapan”.

Ikigai se divide en diferentes facetas: lo que más amas, lo que necesita el mundo, por lo que te pueden pagar y en lo que eres bueno. Todo esto te dará tu razón de ser encontrando que misión tienes en la vida, cual es tu pasión, tu vocación y finalmente tu profesión.

 

MARIE KONDO: Orden auditando el valor espiritual de nuestras posesiones

Marie Kondo es una japonesa que habla de la importancia del orden y de un método que ella llama KonMari. Publicó un libro llamado “La magia del orden” en 2010 que enseñó a los lectores a vivir con menos cosas. Hoy en día ya cuenta con una serie en Netflix “¡A ordenar con Marie Kondo!”, una tienda online y cuatro libros con traducción a español. 

Según la revista Time es considerada una de las 100 personas más influyentes del mundo ya que pasó de ser una apasionada del orden a crear una consultoría capaz de revolucionar el mundo. 

El primer paso que da la japonesa es tirar todo aquello que no necesitamos. Nos encontramos en una situación de cambios en el que el planeta necesita que dejemos de generar desechos así que, debemos entender esto como sacar las cosas de casa, pero no tirarlas. En cambio, es importante donar muebles, objetos o textiles a fundaciones o conocidos que puedan darle una segunda vida. 

Además, la japonesa habla de que debemos tener un sitio fijo para cada cosa y nos debemos desprender de las cosas en este orden:

1. Ropa

2. Libros

3. Papeles 

4. Komono (objetos)

5. Elementos de valor sentimental 

Lo último de lo que nos debemos deshacer son los objetos que nos aportan un valor sentimental, siendo estos los más complicados. 

Marie Kondo no solo nos habla de cómo deshacernos de las cosas que ya no utilizamos, sino que también habla de otras técnicas para facilitar el orden como, por ejemplo, el doblado vertical. Se entiende por doblado vertical hacer más pliegues cuando doblamos para que así la ropa se mantenga en pie, ocupando menos espacio en el armario o en los cajones. 

 

SHIRIN-YOKU: Baños de bosque 

Esta práctica japonesa está relacionada con una de las 10 prácticas wellness para este año: la de hacer ejercicio en el exterior. Se trata de pasar tiempo en el bosque, en contacto con la naturaleza, para mejorar tanto nuestra salud y bienestar. 

Su componente espiritual es muy importante ya que los japoneses creen que al pasar tiempo en el bosque las personas se están curando espiritualmente. Deben escuchar lo que ocurre a su alrededor, estar en paz y dejar que los cinco sentidos se sientan libremente. A pesar de que ellos lo practican en bosques en occidente hemos aplicado este término a pasar tiempo en cualquier espacio natural y abierto. 

Realizar baños de bosque tiene múltiples beneficios, entre ellos están:

 

 

Etiquetas
bienestar, japón, tendencias, wellness, cultura

Calle Fernando VI, 10, Madrid

Mon to Sat: 10h - 21:30h

hi@lamarcamad.com

Join our Mailing List

USEFUL INFORMATION

FOLLOW US

Instagram Facebook Twitter Youtube

Mother & Sister Companies

Lamarca Madrid LAB Lamarca Roots Lamarca Tracy Anderson
© 2019 LAMARCA LAB S.L.U. all rights reserved

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.